I Love You Phillip Morris – Phillip Morris, ¡te quiero!

I Love You Phillip MorrisCasi tan difícil como conseguir que un documental llegue a la cartelera comercial es lograr que una película con dos estrellones de gran relumbrón se estrene si la temática es super-hiper-mega homosexual. Al parecer por más modernos que seamos, los prejuicios siguen subyacentes y afloran con este tipo de cosas. Por eso, I Love You Phillip Morris ha tardado un montón en estrenarse en los Estados Unidos y en España aún no tiene siquiera fecha de estreno (parece que será en agosto). Por los Países Bajos estuvo en cartelera en abril pero como suelo dar prioridad a las películas que se van a estrenar o ya lo han hecho, la he ido dejando pasar hasta que le ha llegado el turno.

Dos julays de la raza del julandro se hacen pupita sexual por el orto y viven su gran historia de amor en chirona y más allá

Un policía, padre de familia de clase media tiene un accidente de coche en el que casi muere y a partir de ahí decide rehacer su vida y vivirla como realmente la quiere vivir. Le confiesa a su mujer que es mariquita y se desmelena. Como el julandrismo al parecer es muy caro pronto descubre que necesita dinero a espuertas y para conseguirlo se dedica a simular accidentes para defraudar a las compañías de seguros. Finalmente lo capturan y en la cárcel conoce a Phillip Morris, un julandro sensible y modosito del que se enamora. El amor se convierte en poco menos que obsesión y hará lo imposible por mantener a su chamito como una princesa de cuento de hadas y como es de esperar, estas cosas nunca acaban bien.

La película nos la venden en el trailer como una comedia pero la realidad es que está mucho más en terrenos dramáticos ya que quitando las mariconadas varias, detrás hay una historia de amor que sin ser imposible, si que es difícil. El peso interpretativo lo lleva Jim Carrey que está sobradísimo y muy convincente, tanto en su papel de policía y padre de familia como en el de reinona del fraude. Recuerdo cuando hace quince años no lo podía tragar y ahora cada vez me gusta más como actor. Junto a él, Ewan McGregor también está genial como el modosito al que le gusta que lo traten como a un ama de casa. Con ambos en pantalla suceden los mejores momentos de esta historia en la que de cuando en cuando nos reímos a carcajadas y en otros momentos toca alguna fibra en nuestro corazoncito (en el hipotético caso que aún tengáis uno). Vamos alternando esos instantes cómicos con los tristes y todo aderezado con una historia de amor que se sale la carretera. Es como una comedia romántica pero pensada para la gente que odia ese tipo de cine y funciona muy bien. ?nicamente tiene un par de escenas en las que se revuelven los estómagos de los que no conciben el sexo entre animales del mismo género pero se diluyen en una historia que entretiene y gusta.

O sea, como si dijéramos. Si te gustan las comedias con toques dramáticos y eres capaz de soportar ver a dos tíos besándose en pantalla porque lo manda el guión, estás de suerte porque esta es una película entretenida. Si eres un orco o tienes medio dedo de frente o la palabra intolerante te define perfectamente, mejor la dejas pasar.

07/10

6 opiniones en “I Love You Phillip Morris – Phillip Morris, ¡te quiero!”

  1. Como no fumo no te sé decir, igual pierde más aceite que una tubería enfrente del Mississippi y al mismo tiempo es dueño de una tabacalera, ambas cosas pueden suceder simultáneamente.

  2. Me está gustando. Mañana la acabo. Y sí, a mi Philip Morris me recuerda a una tabacalera. ¿Publicidad encubierta?

Comentarios cerrados.