I want to be a monster, too

Por lo general no cuesta mucho poner una sonrisa en la cara de la gente. Lo podemos hacer de mil formas distintas y una de ellas es con la firma de nuestros correos electrónicos. En mi caso, tanto las firmas como la línea de ESTADO de mi Google Chat (el cual solo pueden ver un selecto y exclusivo grupo de personas ??) siempre tienen alguna frase tonta que no hay que tomarse en serio aunque dicen verdades como puños. Dependiendo del dispositivo que use para enviar un correo, llegará una u otra. Mi favorita es … I want to be a monster, too, frase que viene del libro Eclipse, el tercero de la saga Twilight y que por supuesto todos habéis leído múltiples veces como he hecho yo. Como he oído decir que hay gente en el mundo que no habla inglés con soltura y que mayormente vive en el país fundador de la Alianza de las inCivilizaciones, la frase se puede traducir como: Yo también quiero ser un monstruo.

La mayor parte de la gente que recibe un correo mío y se fija, la lee y no se lo puede creer. Es como si existiera algún código del que parece que no me enteré que diga que las firmas han de ser aburridas y formales y que no se pueda provocar con las mismas. Si te mando un correo desde mi iPad, la firma será Remind me not to get on your bad side o Recuérdame no cruzar a tu reverso zarrapastroso en traducción libre y directa con ilusión y mucha fantasía.

Una de las frases más controvertidas entre las amistades holandesas es la de Ik ben de Uitverkorene, la frase favorita de Harry ChapaPotter y que en español debe ser algo como Soy el Elegido. Yo no le veo nada extraño y es más, es una verdad como una catedral y es una declaración de intenciones absurda muy específica.

Tengo unas treinta frases que voy alternando y el otro día me di cuenta que entre ellas no hay ni una en español. Este idioma no parece formar parte de mi repertorio de recursos o quizás sea que la comunicación escrita es mayormente con gente que habla conmigo en inglés y en neerlandés y raramente (salvo por Waiting) mando correos o los recibo en español, sobre todo después de la gran migración de los unoPuntocero al CaraCuloLibro.

Me terminaré por hacer una camiseta con la frase I want to be a monster, too

Una respuesta a “I want to be a monster, too”

  1. Si, claro, en realidad el español es un idioma nada difundido y carece de importancia…jajaja
    Pagaria por verte con esa camiseta…jajaja
    Salud

Comentarios cerrados.