In Memoriam

Chispa

Esta tarde nos ha dejado un miembro muy especial de nuestra familia. Ha estado con nosotros durante un montón de años. Aún recuerdo el día que fuimos a buscarla a Agaete y la vimos con sus hermanos. Enseguida nos enamoramos de ella. Se vino a vivir a nuestra casa y al principio convivió con otras dos perras que teníamos. En todos estos años la hemos amado, hemos jugado en incontables ocasiones hasta que ella quedaba exhausta y escondía la pelota para que no se la tiráramos, hemos abierto la puerta cuando llamaba por la mañana para tumbarse en la cama y dejarse hacer mimos. Juntos paseamos al atardecer mientras ella lo olisqueaba todo buscando algo desconocido con su olfato. Ha sido un miembro más de la familia.

Hoy en Holanda y en Gran Canaria lloramos su muerte. La quiero recordar corriendo juntos, persiguiendo una pelota, rastreando en el jardín de casa algún gato, en la bañera quejádonse cuando le tocaba baño o tumbados sin hacer nada pero sabiendo que no estabas solo, que ella estaba allí.

Chispa collage

La muerte es una de las pocas cosas que escapa a nuestra comprensión, que nos resulta difícil entender. Es un sentimiento de pérdida, de vacío, una sensación de ahogo que te produce el saber que algo que estaba allí antes ha desaparecido y no podrás volver a verlo. No se puede cuantificar con palabras. Esta mañana ha salido el sol por última vez para un ser querido. No volverá a iluminar su camino en este mundo y tendremos que esperar hasta que nos volvamos a encontrar todos en otro lugar, en otra encarnación.

Hoy la tristeza se ha abatido sobre mí. Dondequiera que estés, quiero que sepas que estarás en nuestros corazones por siempre y que cada año, en este día, una vela iluminará la oscuridad en tu memoria.