Inculto de mí

A estas alturas de la película hasta yo sé que soy un inculto de mierda y no lo trato de ocultar, lo cual no quita que mientras mucho come-mierda que se las da de letrado por leer la wikipedia se ríe de mí, yo he jiñado en el Moma en Niu Yolk, he meado por fuera en el museo Kroller Müller viendo los otros Van Gogh, me he tirado bufos que se pueden considerar armas biológicas en el Museo Vaticano y hasta le restregué el paquete a una escultura de Miguel Ángel, porque yo lo valgo. Aún así, la cultura no se me pega y sigo siendo el mismo cacho de carne con ojos que todos conocéis tan bien.

Ayer me levanté temprano para cocinar, ya que helarte para mí es pasar frío pero lo de preparar comida sí que se me da bien. Así, a las ocho y media del domingo yo ya estaba ocupado haciendo Galletas de chocolate, Magdalenas y ya puestos, unos churros para desayunar. Cuando lo acabé de preparar todo, me duché, invoqué a mi Ángel de la Guarda y metí toda la comida en mi mochila. Salí de mi casa y me hice los cuatro mil seiscientos metros que separan mi morada de la estación a lomos de la Dolorsi. Allí, cogí el tren que a diario me lleva a Hilversum y viajé en domingo, algo poco habitual. Al llegar a la estación, la Dolorsi me transportó hasta mi destino, a ocho mil cien metros del punto en el que me había dejado el tren. Allí me esperaba mi amigo el Moreno, el cual participaba en un evento de arte y cultura exponiendo fotos. Sus fotos ya las conocía ya que por suerte he estado con él en varios de los eventos que desembocaron en las mismas. Cuando capturó el Martín pescador con el que ganó el premio al mejor fotógrafo de naturaleza del año pasado en Holanda, yo estaba allí haciéndole fotos a él. Cuando hizo las águilas, yo también estaba allí fotografiándolas, igual que con los búhos y otras aves o los ciervos y caballos de Oostvaardersplassen. Lo sé, debería abrirme un perfil en el CaraCuloLibro, convertirme en un comemielda dosputocerolista y ser más social y no salir de mi casa a ver mundo y vivir aventuras con los escasos amigos del mundo real que tengo. Si fuera un puto perdedor como todos esos en el CaraCuloLibro, me quedaría en casa, actualizando mi perfil una y otra vez y viendo lo que los otros, perdedores como un servidor, también actualizan. Como por desgracia esto no sucede, por la mañana estaba junto a un polder, en un lugar de una belleza increíble, con kilómetros de terrenos ganados al mar por los Holandeses y por los que pasean vacas, ovejas, caballos y cientos de miles de aves, acudiendo a ver la exposición de mi amigo y otras que se repartían a lo largo de veintinueve edificios junto al polder.

La exposición del Moreno

La exposición del Moreno, originally uploaded by sulaco_rm.

Como de vez en cuando me sale la maruja que todos negamos llevar dentro, en realidad lo que me movía era ver esos casoplones del copón en los que viven los ricos y famosos y a ser posible, copiarles ideas. Las exposiciones se hacían en los establos de todas esas casas, esos lugares ahora reconvertidos en garajes y en donde ellos guardan sus Ferrari, Porsche y demás coches para los que no son mileuristas ni aspiran a serlo.

Las fotos del Moreno las conozco e incluso estuve con él esta semana cuando las fue a buscar, impresas en unas láminas especiales para poder colgarlas en la exposición. ?l estaba inflado como un pavo de puro orgullo y su mujer e hijos andaban por allí. Los chiquillos vieron las bolsas de galletas y magdalenas y se lanzaron a por ellas sin dudarlo una sola billonésima de segundo.

Mientras estaba allí, viendo las fotos y charlando con mi amigo y la parienta, se oye un ruido extraño y vemos venir una friki de que te cagas vestida con múltiples capas de cortinas de putiferio o consulta de Aramis Fruster y tocando un acordeón. Al horror inicial y el estupor consiguiente le sucedió mi desafortunado comentario: Espero que por lo menos le paguen por hacer eso ??

La friki del acordeón

La friki del acordeón, originally uploaded by sulaco_rm.

La tía nos aterrorizó un rato antes de seguir su camino. Como yo estaba imbuido por el espíritu de los seres curtos y cejijuntos, esos que leen hasta libros de papel y todo, que yo soy tan cacho de bestia que escucho audiolibros, algo en lo que no quiero profundizar ya que trataré el tema nuevamente en unos días, decidí darme una vuelta por los otros establos y ver esa exhibición de arte sobrenatural. Salí a lomos de la Dolorsi, la cual seguro que habéis visto y reconocido detrás de la friki con el acordeón y comencé a saltar de exposición en exposición. Claro, como yo soy inculto no sé como hay que comportarse ante la exhibición de arte suprema así que entro en una exposición de un pintor y pienso: PUTA MIERDA DEL COP?N, este hijoputa no tiene ni puta idea de nada, que cagadas más grandes de cuadros y de reojo, miro el precio y se me corta la lefa cuando veo un precio de ochocientos Leuros del norte de Europa, de los buenos, no de los de la Alianza de las inCivilizaciones del cuasi-expresidente ZaPatazos. Como todo el mundo me mira y siento que igual me rechazan por inculto, cierro los ojos, me concentro, suspiro hondo y logro que se me ponga el vello de punta y consigo formar una lágrima que perla mi ojo y le da un tono precioso a la luz de los neones. Todos se emocionan por esa exhibición de sagrado conocimiento y una señora me palmea en la espalda porque al fin y al cabo, soy casi uno de los suyos.

En mi siguiente parada se trata de cerámica, unas cagadas monstruosas precididas por un cilindro que como dijo el hermano del Moreno, mejor habría sido dejar el barro en la tierra a juntarlo para hacer semejante mierda. Yo no estoy allí para avergonzarlos así que vuelvo a coger la postura, medito, me pongo la mano en la mejilla como hace mi madre y sus amigas cuando quieren parece cultas como la Princesa del Pueblo, cierro los ojos, me concentro un montón y no logro nada. Me empiezo a poner nervioso, temeroso de fracasar y que se descubra lo inculto que soy y para evitarlo, hago lo único que puede hacer uno en esas circunstancias: me meto la otra mano en el bolsillo, me pellizco un güevo y la lágrima que se forma es dantesca y corre por mi mejilla mientras el artista de aquella tremenda cagada se emociona de puro gusto al ver mi reacción ante su más que evidente falta de arte, que aquello era más bien para helarte de puro pánico. El efecto fue tan contundente que hasta me invitaron a café y galleta de supermercado de bajo coste mientras todo el mundo miraba avergonzado aquel cilindro horrendo y se golpeaban a sí mismos por no ver ese arte que yo sí que encontré.

Me pasé dos horas saltando de exposición en exposición, algunas más afortunadas y otras en las que pasaba vergüenza ajena y en todas hice mi demostración de poderío. Cuando terminé y era la sensación del evento, regresé al lugar en el que exponía mi amigo el Moreno, el cual estaba explicando las circunstancias que llevaron a hacer una foto de un zorro en la nieve mientras se acercaba a un canal a beber agua y entre el público tenía a uno que trabaja en mi empresa y que al verme se quedó pálido. Se acercó y me preguntó que hacía allí y cuando le respondí que el Moreno es uno de mis amigos, esas personas que conoces en el mundo Real y que no tienen perfil en el CaraCuloLibro como él, se quedó callado y se dio la vuelta para marcharse con su mujer a su casa y así poder actualizar sus perfiles.

En el regreso, hice el recorrido opuesto en bicicleta, de nuevo protegido por mi Ángel de la Guarda, el cual logró que solo lloviera cuando yo estaba a cubierto y así me pude mover todo el día en camiseta de manga corta, que a fin de cuenta y aunque aquí no se note, sigue siendo verano.

Nota: el colega de la camiseta de rayas de la primera foto es el Moreno.

8 opiniones en “Inculto de mí”

  1. La tía esa, con la caseta de marionetas en la cabeza es lo mas de lo mas, y seguro que le pagan.
    No se…
    Estoy empezando a pensar que sabes mucho de perfiles de caraculolibros para ser ajeno a ellos y odiarlos tanto, y de la misma manera que finges lagrimitas tirándote de los pelos de los güevos, eres muy capaz de estar fingiendo igual con las redes sociales y ser un fanático de ellas…
    No se…no se…
    Claro que ya se que te la suda por tiempos lo que yo piense…jajaja
    Salud

  2. Genín, conozco un montón sobre seguridad y privacidad y te puedo asegurar poniendo la mano sobre el paquete del tocador de niños católico de la parroquia más cercana a mi casa que ni tengo, ni he tenido, ni tendré jamás perfil en el CaraCuloLibro y si recuerdas las cuatro reglas para seleccionar amigos, la segunda excluye a los subhumanos con perfil ahí y la tercera a los acarajotados con tuiterota. No solo eso, pongo directamente en la lista negra a cualquiera que entre en ese club y yo lo averigüe. Por suerte, trato con gente que piensa como yo. maliGugel y CaraCuloLibro se están gastando millones en pagar políticos corruptos para conseguir que sea obligatorio el tener un perfil en sus lugares y que los subnormales y los amigos de los subnormales les entreguen la información voluntariamente.

    Te interesará saber que he vuelto a cambiar mi número de teléfono de prepago en España y que el nuevo solo lo tienen cuatro personas. El holandés, el cual tiene diez meses, lo cambiaré en un par de meses. El teléfono fijo de mi casa lo tienen dos personas en el universo y una de ellas es mi vecino.

    Mi insistencia en el tema es porque soy un fundamentalista en lo relativo a las redes asociales y para demostrar, una y otra vez, que todos los comemierda que se pasan la vida preguntándome si estoy en el CaraCuloLibro para añadirme a su lista de mierda, son tan estúpidos, ignorantes y gilipollas que no saben que la información que quieran averiguar de mí y que yo estoy dispuesto a compartir, está aquí, totalmente desprotegida y aún así más segura que en ningún otro lado.

    Y respondiéndote a tu comentario sobre el por qué no uso la herramienta de maligugel para tener una bitácora, es porque en sus condiciones de uso las cuales seguro que no te has leído ya especifican que pueden cerrar las que crean conveniente cuando lo crean conveniente sin que tengas derecho ni a decir pío pío y por mis temáticas y mi lenguaje soez y vulgar, soy un candidato a que me la quiten y no me sale de los güevos que una empresa de hijosdelagranputa controlen mi vida, así que pago para tener ciertas garantías y sí, ya me han bloqueado en su sistema de publicidad por lenguaje soez, por racista, misógino, homófobo, sociópata y Dios sabe que más. El crecimiento de esa empresa es proporcional a mi desinterés por sus productos y particularmente por su navegador, el cual usan para saber más de ti y te espían sin que les importe un carajo tu privacidad, igual que esnifan las redes wifi de la gente con sus cochitos. Léete 1984, en ese libro ya hablaban de maliGugel y del CaraCuloLibro, solo que nunca supieron que llegamos a ese punto porque la gente fue tan estúpida como para rendirse.

  3. Y rompiendo un poco la espiral de discurso aleccionador de los anteriores comentarios (es que yo tambien soy un ente simple, solo que sin pellizcos en los huevos, obviamente) A cuanto se cotizan las fotos de tu amigo? Una buena foto es una obra de arte, y suelen ser caras.

  4. Sulaco:
    Muchas gracias por tus respuestas, no las esperaba ¿O si? jajaja

    Verás maifrén, yo tengo cuenta en FB desde que una hermana junto con otros cinco brothers de los que no sabia nada de su existencia ni los conocía por ende, me localizó después de estar toda la puta vida sin saber de la existencia los unos de los otros, bueno, ellos si sabían que yo existía, era necesario tener una cuenta en FB hasta que estuviéramos todos conectados, cuenta que después, no he vuelto a utilizar y tampoco a eliminar, las redes sociales me aburren mortalmente, pero cuando leo comentarios como los que sueles hacer, una y otra vez, hasta el cansancio, depende con que humor esté, me dan ganas de liarme con las redes sociales, otras me cago en todo lo que se menea leyendo como llenas de mierda y oprobio a tanta buena e inteligente gente que conozco, pero después del tiempo que te “conozco” se como funcionas, lo que te gusta provocar hasta el orgasmo, y como en general me divierto con lo que escribes, no te hago ni puto caso en ese sentido y paso de tus insultos, que lo son, mas “graves” si cabe, porque lo haces adrede regodeándote además, o sobre todo, creo yo, precisamente porque la gente te lo consentimos y no te mandamos a tomar por culo y dejamos de venir por aquí, eso hace que te corras de gusto, así que en tu honor, dejo mi cuenta de FB sin cerrar, para que tus insultos me toquen a mi también, osea que consigues un efecto contrario, pero como ves, en cierto modo influyes, seguro que el saberlo te mola cantidad…jajaja

    Y en cuanto al tema blog, estoy consciente de que sabes un huevo del tema, yo, lo justo para ir tirando, ya sabes que no me la tengo que coger con papel de fumar para no usar un lenguaje “fisno”, nunca he tenido problemas con el blog, ni con comentarios en otros de contenidos “especiales”, también se, porque frecuento varios, que blogger te da la oportunidad de poner una página a modo de advertencia para informar que uno no escribe como la madre aquella de Calcuta, que el contenido del blog puede herir susceptibilidades, y cuando aceptas y pasas a leer el blog, dentro de lo que Internet permite, que esa es otra que quizá te podría igualmente afectar en este, puedes escribir de lo que te de la gana que no te van a bannear, ni te va a pasar nada.
    Yo no quiero convencer a nadie de nada, por supuesto respeto totalmente tus criterios, este coment es solo parte del toma y daca interactivo que producen las entradas y los comentarios, nada personal.
    Perdón, me he pasado de largo.

  5. Genín, yo no provoco, me divierto con mi bitácora y trato los temas de los que hablo continuamente con mis “amigos”. Cualquiera que me conozca personalmente te dirá que la versión de la bitácora es exactamente igual a la versión real, no me molesto en filtrar, tapar, adulterar o manipularme a mí mismo para gustar porque no me interesa, eso lo hacía de adolescente pero ya no me molesto. Si alguien no quiere estar a mi lado, que le vaya lindo y créeme, tengo una alta volatilidad en las amistades y nunca me ha preocupado. También te confirmarán que mi aversión por las redes sociales es auténtica y que no trato con gente que está en las mismas, igual que discrimino a los fumadores y me niego a dirigir la palabra a los cabezudos del sub-país ese dividido en Asia que por mí podrían borrar de la faz del planeta.

    Muchas de mis bitácoras favoritas fueron cerradas por quejas de la gente. Ni siquiera les dieron la oportunidad de defenderse. Las cerraban. Todas estaban hospedadas donde la tuya y eran gratuitas. Tienen unas reglas muy ambiguas que hacen que te puedan dar el finiquito por “contenido para adultos”, “incitación al odio”, “contenido que puede herir la sensibilidad” y alguno más que seguro que desconozco. En mi caso, en cierto momento un hijodeputa maricón de mierda me denunció ante ellos injustamente, seguramente porque el puto cabrón a base de comer pollas debajo de la mesa nunca pudo aprender lo que significa la palabra DISTORSI?N y la categoría DESVARÍOS y en esa compañía, como se las suda todo, decidieron sacrificar mi relación con ellos sin permitir, de ninguna forma o manera, que me defendiera. Este párrafo es un buen ejemplo de “contenido para adultos”, “incitación al odio” y “contenido que puede herir la sensibilidad” y sin embargo, yo no veo más que palabras dichas libremente en una conversación con muchas boberías dichas por un bobo que la titula “inculto de mí” …

    Si quieres aburrirte, mírate los archivos del año 2004 con la versión políticamente correcta de mí. Por suerte sobreviví a esa etapa en la que quería tener muchos enlaces y recibir miles y miles de visitas. Ahora me la suda si entran mil o cien mil, lo cual no quita que me divierta con las estadísticas porque me fascinan los números y las listas e igual que hago listas de todo lo que compro durante la semana o de las pelis que veo o de los libros que tengo o de lo que como, miro quien entra y sale por aquí.

  6. Sulaco:
    Si, se que todo lo que dices en este comentario sobre tu forma de pensar es cierto, y no te niego que precisamente por pensar y expresarte como lo haces me quedé aquí un día que vine por Waiting hace ya bastante tiempo.
    Tampoco dudo que sean ciertas las experiencias que tienes con el tema blog, siendo así, entiendo que eligieras alojarte de esta manera, yo donde estoy no he tenido problema alguno ni tampoco los blog que frecuento, mas allá del problema técnico ocasional, por eso me expreso así, cada quien habla según sus experiencias, claro.
    Hablando se entiende la gente, lo importante es ser eso, “gente”.
    En realidad salvado el gap generacional, e incluso sin tenerlo en cuenta, tenemos mucho en común, por eso seguiré dándote el coñazo por aquí hasta que el alemán y tu me lo permitan, yo ya te he reconocido que disfruto mucho con tus entradas…jajaja
    Salud

  7. Me pides leuros a mi, que te he traido publicidad de argentina y a tu mejor comentarista en el mundo mundial, me deberias poner un altar.

Comentarios cerrados.