iPhone 3G blanco enamorado de sus auriculares bluetooth Nokia en el club de las 500

Yo debo ser la única persona en el universo que ha acoplado unos auriculares bluetooth a su mágico teléfono móvil iPhone para ir escuchando la música, los audiolibros y los podcasts sin el engorro y el retraso tecnológico de los ancestrales auriculares tradicionales. O eso o tengo un don increíble para no cruzarme con nadie que los use. Desde que en junio del 2009 escribí la anotación iPhone OS 3.0 en la que vimos por primera vez esta foto, he comprado cuatro auriculares bluetooth más. Dos de ellos son exactamente este mismo modelo, ya que tras un año de uso intensivo los productos Nokia se degradan en exceso y la batería te dura menos que una jiñada. Los otros dos son Philips, algo más grandes y que uso en mi casa, con mi iPad y mi mac mini. Hoy le damos a esta foto la bienvenida al Club de las 500.

5 opiniones en “iPhone 3G blanco enamorado de sus auriculares bluetooth Nokia en el club de las 500”

  1. 3G… parece mentira, hasta yo tengo el IPad 2 y el IPhone 4, y soy española y residente! tanta Tailandia, tanta tarima fashion para la mansión, y tan agarrao con el teléfono??? 😛

  2. Me salté el 4 porque no lo sacaron en blanco y ahora que lo tienen he decidido esperar al cinco y cuando salga, me voy a Niu Yolk con mi amigo el Rubio de compras un fin de semana y nos venimos cada uno con nuestro iPhone y posiblemente nuestro iPad 3, además de la ropa de otoño-invierno. Y aún así, mi contrato será de 14 leuros al mes con internet ilimitada y 75 minutos de los que me terminan sobrando 74 ya que yo no uso el teléfono para hablar.

  3. Yo estoy buscando unos auriculares inalámbricos con micro para mi ordenata, para cuando hablo con mis hermanos de Bruselas por el Skype no tener que estar frente al ordenata como un gilipollas…
    Salud

  4. Pues Genin, pida por esa boquita que por lo visto a usted le conceden todo. Sulaco, aqui las tarifas son terribles, yo pago 30 y pico de euros por internet ilimitado y servicio Blackberry pero solo 10 minutos de llamadas al dia. En holanda lo cuentas y nadie te cree, menos mal que yo no pago esas cosas sino mi empresa. Besitos.

Comentarios cerrados.