Jack el caza gigantes – Jack The Giant Slayer

Jack el caza gigantes - Jack The Giant SlayerCon la manía que les ha entrado recientemente de revisitar y reinventar los clásicos, comienzo a dudar un poco de algunas de las historias que daba por bien conocidas. Recuerdo que de pequeño era tan ávido lector como ahora (con la diferencia que ahora escucho a alguien leerme el libro y antes me molestaba en gastar mi vista) e igual soy una excepción porque leí todos los cuentos clásicos existentes, tanto de sus autores originales como las versiones pachangueras que se hacían de algunos. Entre esos relatos estaba el de Jack y las habichuelas mágicas. Al parecer alguien se ha acordado de la historia y así llegamos a Jack the Giant Slayer, película estrenada en España a mediados de marzo como Jack el caza gigantes.

Un julay se encoña de una pava pija y busca la manera de empepinarla hasta los pelos de los güevos

Un chamo soñador y medio acarajotado va al mercado a vender y le roban el carro. Después ayuda a un monje a pasar de extraperlo unas alubias supuestamente mágicas y su tío se agarra un empute que no veas. Una de las alubias cae al suelo, se moja y se estira hasta el infinito. Mientras todo esto sucede la hija del rey acaba involucrada por razones de la vida que no vienen a cuento y el chico acude a rescatarla acompañando a los profesionales. Entre intrigas palaciegas y unos gigantes con una mala hostia épica el chico buscará la forma de devolver a la joven al reino y en el camino se enamora de ella y le quiere hacer pupita de la buena, mientras que los gigantes se la quieren hacer de la mala a los dos.

Yo juraría que el cuento original no era como esta historia pero lo cierto es que desde el principio conecté y pese a la significativa desviación de lo que conocíamos hasta el momento, me lo pasé del copón. En Holanda nos obligan a ver la película en 3D y realmente esta tecnología no le aporta nada e incluso en muchos momentos resulta molesta por las perspectivas erróneas. Creo haber leído en algún lado que le añadieron la tercera dimensión en la pos-producción lo cual lo explica. Me gustó muchísimo el papel interpretado por Ewan McGregor, una especie de consejero del rey y salvapatrias simpático. Tiene un montón de escenas para lucirse. La otra sorpresa vino de la mano de Nicholas Hoult, al cual no recuerdo de ninguna otra película pero que resulta asombrosamente apropiado para el papel y de alguna extraña y turbia manera, enseguida le coges cariño y te pones de su parte. La chica de la que se enamora es Eleanor Tomlinson a la que sí que recuerdo de algunos otros papeles, sobre todo por sus labios y su sonrisa, muy bonitos ambos. El guión no es quizás muy apropiado para niños, con abundancia de violencia extrema por parte de los gigantes, pero para los adultos la película es un excelente vehículo de entretenimiento, con una historia ligera y dinámica que nos lleva como una montaña rusa, de punto de tensión a punto de tensión y en la que todos sabemos como va a terminar ya que si es un cuento, solo puede haber un final feliz. Si le hubiesen quitado el 3D habría sido mucho mejor.

En definitiva, este es el tipo de cine al que pueden ir los miembros del Clan de los Orcos ya que su única neurona no sufrirá ningún peligro y no se estresará. Seguramente los intelectuales no se acercarán a ningún cine en el que la estén dando.