Jamón de cerdo relleno de champiñones

Han tenido que pasar casi diez meses desde la última vez que dejé caer una recetilla de cocina por mi bitácora. Entre que llegó el verano, me compré una casa, me mudé, me metí en obras y una vez la cosa parecía calmarse en la empresa se han empeñado en echar gente y animar a todos mis amigos a regalarme apoyo emocional en forma de cenas fuera de casa no he tenido mucho tiempo para cocinar en mi flamante y nueva cocina. Esta semana lo he logrado en dos ocasiones. La primera fue algo improvisado, un solomillo de cerdo con salsa de mostaza y acompañado de krieltjes o papas holandesas..

Este fin de semana he podido quedarme en casa sin hacer absolutamente nada, retocándome los huevos y pajariando sin rumbo fijo. Ha sido una forma de desintoxicarme de tanta movida como hay a mi alrededor. He leído, escuchado música, intentado grabar un podcast, paseado por la ciudad haciendo fotos y me he puesto al día con las series de televisión que sigo viendo varios capítulos pendientes.

El sábado por la tarde me senté rodeado de mis libros de cocina y busqué algo para preparar la cena. Después de descartar las cosas que no me apetecía comer opté por un plato de carne que ya se sabe que amansa a las fieras y alegra los estómagos. Originalmente quería cocinar lomo relleno de champiñones y foagrás. Con mi lista de la compra agarré mi bicicleta y me fui al super cargado con botellas vacías de cerveza para que me devuelvan la fianza por los envases y poder comprar nuevas. Haciendo un inciso decir que últimamente soy muy fans de la Karakter de Hertog Jan, una delicia con 7.5% de volumen de alcohol que te tumba con cuatro pero que está de morirse de buena. Para aquellos acostumbrados a los meados envasados que se venden en España deciros que esto es como la Champions League de las cervezas. Para los americanos es aún peor, porque si hay algo patético son las cervezas hechas en ese continente, todo un insulto a tremendo brebaje y que deberían estar prohibidas por ley.

Vuelvo al tema, vuelvo al tema. El primer problema que encontré en el supermercado es que no tenían lomo de cerdo. Me cagué en la gripe de los pajarracos y en la puta madre que parió a los medios de comunicación. Con tanta gripe por la tele a todas horas la gente ha dejado de comprar la carnita de pollo y ahora no hay forma de conseguir cerdo o ternera. Terminaré por comer carne de caballo que de esa siempre hay. Me fui al supermercado de al lado (por suerte en este país tienden a agruparlo todo) pero tampoco hubo suerte. Por ver, vi hasta unos moros comprando a la zorruda carne de cerdo molida. Es que ya el islam no es lo que era. Visto que me iba a quedar con las ganas decidí variar la receta y hacerla con jamón de cerdo en lugar de lomo. No es que sean similares pero igual podía funcionar. Tras comérmela he de decir que así ha sido, que limpié el plato hasta dejarlo como una patena.

Vayamos con la receta. Decir que las cantidades son para dos personas y que por descontado se puede volver a cambiar la carne y poner la original (lomo de cerdo).

Los ingredientes: 2 filetes gordos de unos doscientos gramos de jamón de cerdo (o lomo como ya he dicho), 200 gramos de champiñones (una cesta de esas que venden en el supermercado), se pueden cambiar por setas de cualquier otro tipo si se prefiere, medio limón, una cucharada de mantequilla, un manojo de perejil, cuarenta gramos de foagrás (del que más os guste), dos cucharadas de pan rallado, sal, pimienta negra y nuez moscada y otras dos cucharadas de mantequilla.

La implementación: Se lavan bien los champiñones y se separan seis que tengan un tamaño medio. Se secan y se cortan en rodajas. Reservarlos en un bol y regarlos con el zumo del medio limón. Derretir la cucharada de mantequilla en un sartén y cocinar los champiñones cortados hasta que hayan sudado toda el agua que llevan dentro. Mientras se cocinan se puede lavar el perejil, separar algunas ramitas para el adorno final y picar el resto. Cuando los champiñones estén cocinados sacarlos del fuego y ponerlos en un bol con el foagrás, el pan rallado y una charada de perejil picado. Salpimentar y añadir un poco de nuez moscada mezclando todo bien.

Ahora prepararemos la carne. Como ya he dicho han de ser filetes gruesos porque los vamos a rellenar. El lomo o el jamón se prestan bastante porque suelen venderlos en bloques. Coger el filete y con un cuchillo cortar por la mitad sin llegar a atravesarlo del todo (que se quede como un pan preparado para bocadillo). Rellenar con la mezcla que tenemos en el bol y cerrar usando palillos de madera (si es necesario). Poner en el mismo sartén que hicimos los champiñones, añadir las dos cucharadas de mantequilla y freir la carne con los champiñones restantes (que podéis cortar por la mitad). No os olvidéis de salpimentar la carne. Dejarlo unos seis minutos por cada lado, revolviendo los champiñones de vez en cuando pero procurando que a la carne solo se le de la vuelta una vez.

Cuando ya falten un par de minutos añadir el resto del perejil a los champiñones y seguir revolviendo. Al sacar poner en un plato y decorar con el perejil que guardamos al principio (si se quiere). Se puede acompañar con papas fritas o con puré de manzana, que ha sido el acompañamiento que yo he elegido.

Se tarda una media hora en total en hacer este plato (salvo que haya que hacer papas fritas). Está muy sabroso, es muy sencillo de hacer y a la hora de comerlo el foagrás junto con las setas le dan un toque exótico a la carne.

La foto que acompañaba originalmente esta receta es la siguiente:

Jamón de cerdo relleno

Jamón de cerdo relleno, originally uploaded by sulaco_rm.

Si quieres ver otras recetas que he cocinado puedes ir al índice de Mi pequeño libro de recetas de cocina y allí tienes la lista completa

Technorati Tags:

9 opiniones en “Jamón de cerdo relleno de champiñones”

  1. Todo encima en el mundo la gente habla tanto sobre gripe del pájaro, pero nadie recuerda cuáles son las causas verdaderas que han generado este virus aterrorizante. ¿Es usted seguro sobre cuál es allí está en su placa? Propongo a usted dos píldoras, un rojo, un azul, (chasque encendido…) a usted la opción.

  2. síp. Beenjam si lo cueces obtienes eso que se llama jamón cocido ….
    Ya le quité el enlace dentro del comentario al italiano ese que quiere acumular enlaces a su anotación.

  3. Que rico tio! voy a tener que probar a hacerlo. Las 9.25 y me ha entrado un hambre terrible, es que no tengo remedio.

  4. Joder Sulaco, no me gusta ser como el corrector ortografico de tu herramienta de ofimatica preferida, pero es que hay cosas que hacen daño!!!

    “…y que deverían estar prohibidas por ley.”

  5. Corregido y gracias. No te preocupes. Pasa varias veces por semana. Mira que lo reviso pero al Abiword se le va el baifo de vez en cuando y te con el culo al aire. Como siempre que alguien me avisa, he puesto la palabra en cursiva para que se vea que la he cambiado. Esta mañana mientras lo releía ya encontré un par de cosas que cambié.

  6. Tiene muy buena pinta. Por mi parte mañana improviso cena japonesa. En vista de que mi espacio está más muerto que vivo envío fotos bajo petición 😛

Comentarios cerrados.