Johnny English returns – Johnny English Reborn

Johnny English returns - Johnny English RebornUn montón de veces me he preguntado en este primer párrafo genérico para introducir la película la razón por la que los trailers están tan mal hechos y quizás no deberían existir. En un mundo en el que nos muestran el cartel de la película o como mucho, minuto y medio de la misma de una escena concreta para que nos hagamos una mala idea de lo que viene, las cosas irían mucho mejor y después no te llevarías las sorpresas desagradables que te llevas. Después de haber visto decenas de veces (y cuando digo decenas, quiero decir treinta o cuarenta veces, en las últimas treinta o cuarenta películas que he visto y mi cuenta particular este año ya va por las 130 ??) el trailer de Johnny English Reborn, me la imaginaba como un vehículo cachondísimo y a la altura de la que se rodó hace un montón de años, tanto que ni siquiera está entre las películas que llevo comentando desde el año 2004. Por una sobredosis de estupidez que no se puede explicar, el distribuidor en España le puso el título de Johnny English returns, recordándonos que retardados y subnormales en la industria del cine, haberlos haylos. En cualquier otro país en el que se ha usado ese título, se ha traducido al idioma local, salvo en España, en donde ni se usa el título original ni se traduce el alternativo. En fin, bosmongolos hay por todos lados.

Un comemielda julay que no sabe ni como mear recto ha de salvar al universo y al mundo de los chinos de una desgracia muy grande que les dará mucha pena, penita, pena, ay ay ay ??

El cutre-agente secreto Johnny English fue más o menos exhiliado al tibet en donde ha estado entrenándose con unos monjes para convertirse en un mejor agente. Cuando le encargan una misión, la caga como siempre hasta el fondo y con la chiripa habitual, consigue completarla aunque uno no sabe ni como lo ha logrado.

Si no hubiera visto el trailer seguramente me habría reído en algunas ocasiones. Mi problema fue que todas y cada una de las escenas tontas ya las vi, sé como acaban y la gracia que tienen en el trailer la pierden cuando forman parte de una historia que a ratos intenta ser coherente pero que nunca lo consigue. Las gracias de Mr. Bean están muy vistas y aquí ni siquiera han hecho un pequeño esfuerzo. Son las mismas bromas una y otra vez, tan vistas que ya ni te separan los labios. Nadie se reía en la sala, salvo por un par de momentos puntuales y cuando terminó la gente se levantó y se marchaba de la sala como si hubiéramos visto un drama de cuidado. Aunque Rowan Atkinson lo hace lo mejor que puede, sin un guión decente aburre y desde el primer cuarto de hora te revuelves inquieto en tu asiento y esperas que la película acabe pronto. Me dio algo de pena por Gillian Anderson, la idolatrada agente Dana Scully de Expediente X, que acaba haciendo un papel estúpido y triste que salvo por el cheque, no creo que le aporte nada a su carrera.

Supongo que a los fans de este hombre les encantará pero en lo que a mí respecta, un experimento fallido con una película que pudo ser y no llegó a serlo y que quizás deberías ir a ver con los elementos más descerebrados del Clan de los Orcos y no avisar a los que tengan gafas de pasta porque no te lo perdonarán jamás.

05/10

Una respuesta a “Johnny English returns – Johnny English Reborn”

Comentarios cerrados.