Juno

JunoLo magia del cine está en esas pequeñas joyas que surgen de cuando en cuando y que a fuerza de mucho boca a boca y de mensajes a amigos y conocidos adquieren la potencia suficiente para llegar al gran público. Juno se hizo con un presupuesto microscópico, inferior incluso al de algunas películas españolas de esas que te ponen los pelos de punta y te hacen maldecir en voz bajas a los funcionarios públicos que regalan subvenciones a sus amigotes sin importarles la calidad de lo que hacen. Esta película nos demuestra que es posible hacer buen cine con pocos medios, que la historia y los actores es al final lo que realmente cuenta.

A una julay se la meten sin doblar y se le hincha el tripón

No hay nada más sencillo que esta historia. Chica folla con chico, chica queda preñada, chica decide darlo en adopción y todos se llevan las manos a la cabeza. Con uno de los comienzos más impactantes de los últimos tiempos, uno de esos que se nota que no estaban pensados para el cine de masas, Juno nos lleva durante la siguiente hora y media por todo un mundo de hipocresías y convencionalismos en los que el hombre muerde al hombre. La chica decidirá sacar adelante su embarazo y entregar a su hijo en adopción a una familia necesitada y desde ese momento se verá asediada por sus amigos y familiares, que aunque a un cierto nivel la apoyan, siempre arrastran esa condescendencia propia de aquellos que creen tener razón. Ella moverá el tripón que le crece con gran dignidad y se implicará emocionalmente en las vidas de aquellos que van a adoptar a su hijo. El supuesto padre de la criatura, el autor real, vivirá entre dos aguas, queriendo pero no pudiendo ayudar a la chica a la que ama pero que no parece corresponderle. En el colegio, ella será el gran escándalo del curso e incluso sus compañeros la mirarán con recelo por haberlo hecho y más que nada por haber permitido que eso pasara, dejándolos en evidencia a todos porque allí folla hasta el ratoncito Pérez. Juno no es ni una de las reinas de la clase, ni una amargada social, ni ninguno de esos extremos que siempre protagonizan las películas de jóvenes. Es una chica normal a la que el tiro le salió por la culata y que es capaz de seguir adelante con su vida sin darle más importancia a este pequeño fallo. El único que la adora y apoya incondicionalmente es su padre, que pese a las puyas que le lanza, siempre estará allí cuando ella lo necesite.

Disfrutaremos y nos reiremos con ella mientras caminamos por la línea que separa el drama de la comedia y pasaremos un rato fantástico. Todo un clásico que recordaremos durante un montón de años y que merece más de un visionado. A destacar la banda sonora, llena de canciones geniales y que parecen haber sido escritas para las escenas en las que aparecen. Todo mi respeto al equipo que hizo la película por regalarnos esta maravillosa historia.

Corre la voz y vete al cine con todos tus amigos. Esta tienes que verla. Un clásico.
10artuditos

Una respuesta a “Juno”

Comentarios cerrados.