Karlskirche

Si alguno se cree que la ciudad ya no daba más de sí, está equivocado y en Karlsplatz está la Karlskirche, una espectacular iglesia barroca en el centro de la ciudad. La iglesia está dedicada a San Carlos Borromeo. La iglesia se inauguró en 1737. El interior de la iglesia es espectacular e incluso se puede subir a la parte superior de la cúpula, algo que sí que hice. La iglesia la mandó a construir el emperador Carlos VI (uve-palito) después de una epidemia de peste. En la fachada hay dos columnas enormes en las que hay relieves de la vida de San Carlos Borromeo y se inspiraron en la columna Trajana. Aunque no lo aparenta, la iglesia es masiva y es la segunda más grande de Viena, tras la catedral.

Una respuesta a “Karlskirche”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.