Kick Ass 2 – Con un par

Kick Ass 2 - Con un parDe entre todas las películas que he visto en los últimos tres años, la de hoy es la última de la que pensé que harían una secuela ya que la primera parte fue absolutamente fantástica pero la ninguneó el público y duró menos que un suspiro en los cines. Se trataba de Kick-Ass. Listo para machacar. Al parecer con el tiempo se ha convertido en una especie de leyenda y hay tanto ruido en la Red hablando de ella que decidieron arriesgarse y continuarla. Esta segunda parte va por el mismo camino del ninguneo pese a que es tan interesante y divertida como la primera. Ahora llega a los cines Kick-Ass 2 y en España le han dado el fastuoso y absurdo título de Kick Ass 2 – Con un par.

Los julays de la primera siguen cascando arriolas de familiares del Güaca

Los dos héroes de la primera parte han ido creciendo y ahora son adolescentes con excesos hormonales y que se siguen poniendo trajes absurdos para salir a la calle a defender la ley y el orden. Otros se han unido a ellos y el antiguo Red Mist no ha podido superar el asesinato de su padre y busca venganza transformándose en el malvado The Motherfucker, el cual recluta criminales para que lo ayuden en su tarea. Nuestros héroes se tendrán que enfrentar otra vez a los delincuentes y vencerlos mientras la policía los ningunea.

Si por un instante pensaste que no podían hacer una continuación igual de amena y divertida que la primera, te has equivocado. Desde el primer segundo está claro que el mismo espíritu corrosivo y cachondo sigue presente, solo que ahora la niña ya se ha transformado en mujercita pero al contrario que la Chaveli, a esta le gusta repartir hostias a diestro y siniestro. Vuelve a estar interpretada por Chloë Moretz y consigue parecer cándida y adorable, cachonda y absolutamente terrorífica. Esa chica promete, ahora solo falta que elija los papeles adecuados. Junto a ella, Aaron Taylor-Johnson sigue siendo el joven que siempre está al pie del cañón, el blanco de sus bromas y burlas y el sociable que encuentra a otros chiflados como ellos para su particular cruzada. Las risas están aseguradas y prácticamente no hay instante en el que no te estás riendo a carcajadas, sobre todo en las escenas más violentas y sádicas, momentos en los que el humor absurdo reina por sus fueros y disfrutas con las burradas que hacen mientras te ríes sin parar. Una de las nuevas adquisiciones es Jim Carrey como uno de los nuevos super-héroes, un tipo chiflado y sádico que disfruta enormemente con la violencia gratuita y que tiene un perro con el que hay que andarse con ojo. El jefe de los malos es Christopher Mintz-Plasse y si con los otros te ríes, con este te partes de risa porque de lo patético que es resulta entrañable.

Una película dinámica, amena, con el punto justo de drama, un exceso de risas y violencia y acción a raudales. No lo podían haber hecho mejor. Cualquier miembro del Clan de los Orcos que no acuda a la llamada y no la vaya a ver debería perder inmediatamente su carné del club. Esto es cine para divertirte y pasártelo bien con los colegas. Como tiene mucho cachondeo, se puede llevar también a las Hembras. Los sub-intelectuales de GafaPasta deberían mantenerse a kilómetros de los cines en los que la están dando ya que estas historias de palomitas y gritos no van con ellos. En una palabra, FABULOSA.

09/10

3 opiniones en “Kick Ass 2 – Con un par”

  1. La semana pasada me cobraron 10,30€ (6.80 entrada+ 2.50 recargo 3D+ 1 gafas) por una entrada de cine para una película en “3D”, y lo entrecomillo porque de 3D nada de nada, solo estaba lo suficientemente distorsionada para que tuvieras que usar las gafas, pero efectos, cero. Creo que hasta que se me pase el escozor del clavo, no vuelvo al cine. Lo que es seguro es que a ESOS cines si que no vuelvo.

  2. Yo siempre que puedo evito las 3D. A mí me cobran un suplemento de 1,5 leuros sobre mi abono. Se supone que si en lugar de pagar 19 al mes pago 26, las 3D me salen gratis pero no me compensa porque muchos meses no veo cinco películas en 3D y es lo que hace falta para compensar el incremento del abono.

Comentarios cerrados.