Kidnap

KidnapHace tres semanas el estreno sorpresa fue una cosa rarísima, una película que no se ha estrenado en ningún lugar del universo conocido o por conocer con lo que técnicamente, he sido uno de los primeros julays expuesto a esta cosa y solo algún Dios sabe si habrán daños permanentes en mi personalidad. Se trataba de una especie de drama con acción llamado Kidnap y salvo por los Países Bajos, no tiene fecha de estreno en ningún otro lugar del mundo. Al parecer lo que si se ha decidido es el título en español, traducción literal de la palabra y que es truscoluña no es nación.

Me cago en la julay de mielda esta y en todos sus muertos

Una pava al parecer desquiciada porque trabaja mucho y tiene un hijo y se acaba de dar cuenta que el chiquillo es negro como ella, está en un parque con el niño cuando se centra en su teléfono móvil y se lo raptan. Ve a los chamos que lo hacen, los persigue y a partir de ahí es siempre más de lo mismo, perseguir y hacer el subnormal sin ilusión y ninguna fantasía.

Noventa y cuatro minutos de mi vida que jamás recuperaré. Esto es una PUTA MIERDA DEL COPÓN, una bazofia que no se merece ni acabar como telefilm. El guión lo tuvo que escribir un retrasado mental que además estaba borracho y drogado porque no se puede explicar algunas de las cosas que vemos. El nivel de estupidez es galáctico, aquí vamos de mojón en mojón en un circuito de la mierda que no parece tener fin. La retardada de la protagonista, interpretada por Halle Berry en el que sin lugar a dudas es el peor papel que ha hecho en su carrera, es una tipa que solo sabe gritar y poner caritas. Persigue a los malos mientras grita, cuando los puede matar les perdona la vida y grita y cuando no sabe qué hacer, grita y grita y grita y repite los jodidos OH MY GOD! sin cansarse de los mismos. La película tiene un guión de media página. Es ir al parque con el niño, perderlo y después siempre lo mismo, en el coche persiguiendo a los malos que siempre abren la puerta y amenazan con tirar al chiquillo desde el coche en marcha y entonces ella grita y grita, se detiene y repiten la acción de nuevo y de nuevo y de nuevo y de nuevo y de nuevo. Cuatro de cada cinco espectadores se marcharon en los primeros veinte minutos.

No creo que quede una sola butaca que se pueda volver a usar en un cine en el que obliguen a los miembros del Clan de los Orcos a ver esta mierda. Estoy convencido que hasta los sub-intelectuales con GafaPasta que por error entren al cine tomarían parte en la destrucción del mismo. Lo único que se puede hacer es quemar el disco duro en el que está el original, después aplastarlo y sumergirlo en los peores de los ácidos y hacer un millón de ofrendas pidiendo el perdón de todos los dioses.

01/10

2 opiniones en “Kidnap”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *