Kong: La Isla Calavera – Kong: Skull Island

Kong: Skull IslandHay cosas que no se pueden explicar y lo de revolver en el cajón de los recuerdos para sacar películas viejunas y repetirlas es algo que en muchas ocasiones, como esta, no mola. Lo de el King Kong (que ahora se hace llamar Kong a secas por aquello del perfil social) quizás estaba bien en los años viejunos, allá por el siglo pasado pero señores, que el tiempo ha pasado y eso de un mono grande y cabreado no impresiona, que yo he visto los programas de gritos de Telajinco y ahí sí que se pasa miedo de verdad con esas brujas y maricos gritando sin parar. Por descontado, eso no detuvo a los productores y así llegó a las pantallas Kong: Skull Island, la cual se estrenó en todo el universo al mismo tiempo y en España recibió el título de Kong: La Isla Calavera, que suena más a bar de putas de carretera de extra-radio.

Un grupo de julays van a una isla truscolana y está infestada de gentuza moruna y hasta peor

Cuando los gringos están retirándose de Vietnam, un grupo recibe la orden de una última misión a una isla siempre rodeada por una tormenta y cuando llegan allí, aquello es como el infierno de Rambo, pero con bichos dopados por los rusos o los chinos que los hacen crecer un montón. Después de recibir un vapuleo que no veas, tendrán tres días para cruzar la isla y llegar al punto de encuentro y además, seguir vivos cuando lleguen allí.

Resumiendo, esta es una tontería de efectos especiales y más efectos especiales ambientada en los años setenta para intentar que nos creamos que quedaba un lugar del universo sin conocer. La película tiene una buena dosis de paridas, como lo de bombardear para hacer el mapa de la isla y los personajes son clichés de muchos que ya hemos visto solo que estas copias no llegan a la altura de los originales y nos da igual que vivan o mueran. Aquí todo está pensado para poder hacer más películas con el mono, que carece de carisma y pasa por la pantalla como un efecto especial bastante modosito. Creo haber leído que habrán más películas así que lo han conseguido, ya tienen su franquicia y su protagonista no se les va a revirar por ser un producto de ordenadores. La película tiene una parte central aburridísima, todos sabemos que al final habrá jolgorio, ya pasamos el primero y los actores como que de repente se ponen a hablar y soltar paridas que no me interesaban en absoluto. Particularmente molesto es el obeso que se encuentran en la isla, que si yo llego a ser uno de los soldados, le pego un tiro en el cráneo antes de cortarle la cabeza y sumergirlo en ácido por si sobrevivía. Tuve la suerte de verla en DosDé con lo que me ahorré el suplicio para mis ojitos.

Es tan estúpida que posiblemente sea del agrado de los más básicos de los miembros del Clan de los Orcos. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta y se te antoja ver esto, hay que expulsarte inmediatamente del grupo por infame.

05/10

2 opiniones en “Kong: La Isla Calavera – Kong: Skull Island”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *