La barquilla del alcohol

La barquilla del alcohol

Creo que la chama de la foto de hoy fue la única vendedora que no ofrecía fruta y verdura. Esta mercadeaba con líquidos que contienen alguna proporción de alcohol. Al no tener competencia, la chama era muy demandada entre los barcos de los que compraban y no paraba de saltar de uno a otro. Como todas las chamas que hemos visto en el mercado flotante, su selección de colores y formas geométricas para la ropa es espectacular. Si os fijáis en el fondo hacia la derecha, hay tres chamos de pie y se ve desde el mismísimo espacio más exterior que son turistas.

4 opiniones en “La barquilla del alcohol”

  1. Lista la chica, todo dios vendiendo verduras y ella al pirriaque, seguro que también vende preservativos…
    Y si te fijas, un poco a la izquierda de los turistas, hay un pequeño generador eólico, al menos la élice se ve claramente… 🙂
    ¿Habrá quilombos flotantes?
    Cada loco con su tema 🙂
    Salud

  2. He ampliado la foto, y no es un generador eólico, y la mujer parece que no vende alcohol, lo acvlaro, no sea que me lean y se cabreen, que ya se sabe que este blog lo leen en toda la Tierra y parte del extranjero, que ya se sabe que es el mejor blog sin publicidad en castellano….jajaja (Hacia tiempo que no lo decías) 🙂
    Salud

  3. Lo de los colores, es porque son listos, con ese color de mierda que tiene el agua, cuanto más destaquen con su ropa, más llaman la atención, es como una valla de neón flotante…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *