La casa que se quería escapar

La casa que se quería escapar

El centenar de asiduos que entran cada día en esta bitácora saben que aquí hay varios bandos. Estamos los que amamos, adoramos, idolatramos y veneramos los Países Bajos y están los otros. No vamos a demonizar a esos que están tan equivocados pero hoy los voy a ayudar en su causa. En la ciudad de Utrecht, en la calle más popular y famosa, esa que se llama Oudegracht y que tiene el que posiblemente sea el canal más bonito de toda Holanda, en esa misma calle hay un garbanzo negro, una vergüenza para todo el país. La podéis ver en la foto. Esa casa que hace esquina ha intentado en repetidas ocasiones escaparse, salir corriendo y abandonar los Países Bajos, buscarse la vida en otro país, porque no quiere seguir viviendo aquí. Por eso sus dueños, sacrificados rubios holandeses, bellísimas personas a las que el gran Dios bendijo permitiéndoles vivir en el mejor país del mundo, han tenido que tomar medidas drásticas y amarrar la casa con una cadena a una gran piedra para que no se vaya.

Esta casa está muy equivocada porque en ningún otro lugar estará tan bien como en Utrecht y en ningún otro sitio podrá tener a los pies de su puerta un canal.

7 opiniones en “La casa que se quería escapar”

  1. Tranquilos, que el lunes llego yo a la ciudad y en un periquete la convenzo de que no se vaya. No soy yo cabezota ni ná….

    Para que luego no te quejes de que no te aviso, ya lo sabes, el lunes me presento en los Países Bajos (no a conquistarlos, porque ya los tengo conquistados 😛 desde hace tiempo) y no me marcho hasta navidades :-D.

  2. Seguro que esa casa ha visto cerca a algún constructor español y ha pensado “este ladrillero me va a rehabilitar para convertirme en un bloque de dos mil apartamentos” y… se ha asustado.
    Pero no creo que se quiera ir en realidad.

  3. marta, a ver si nos vemos para cenar o almorzar un día. Si lo hacemos en Hilversum podemos ir al Cartouche, el templo de las costillas.

    landahlauts, en Marbella ya la habrían convertido en hotel de doscientas plantas y piscina microscópica.

  4. Y en Canarias, la habrían tirado para poner un bloque tipo panal, pero eso sí, con balaustrada, esa horrenda importación que sufrimos en tenerife como una plaga igual al cuarto-apero-convertido-en-vivienda-ilegal.
    Me da mucha envidia cualquiera que viva en un lugar como los Países Bajos.
    Por cierto, pagamos justos por pecadores de nuevo: es una pena chafar las fotos con el (c) aunque entiendo el motivo, qué se le va a hacer…

  5. Cualquiera que busque alguna específica para algo siempre me la puede pedir por correo y más la gente que conozco, no tengo ningún problema en permitir el acceso a ellas pero a esos carroñeros que no se detienen ante nada no se lo pienso poner fácil.

Comentarios cerrados.