La conexión malagueña

Han pasado ya unos años desde que lo conté todo sobre er Dani y desde entonces no me he atrevido a volver a Málaga por si acaso había alguna represalia. Ya va siendo hora de dejar atrás pequeños rencores y desde hoy y hasta el lunes por la mañana estaré en la Costa del Sol, visitando a los amigos que tengo por allí y disfrutando de nuevo con el agradable invierno del sur de la península. Este año a fuerza de ir a España los meses oscuros se me están pasando volando y sin grandes problemas.

Por supuesto seguirán apareciendo cosillas, tanto por la mañana como por la noche y quizás hasta tenga algún tipo de acceso a internet desde allí. Mientras tanto, si nunca lo has leído, te sugiero que saltes a 1. Todos queremos ser como er Dani y sigas el relato completo de una de las noches más extrañas de mi vida y la última en entrar en la exclusiva y elitista categoría de Grandes Historias.