La conspiración – The Conspirator

La conspiración - The ConspiratorUn domingo que comenzó como cualquier otro, con un grandioso desayuno en mi casa, aproveché que teníamos el típico día veraniego holandés de lluvia y más lluvia y me fui al cine a ver algo. Me acerqué a uno de los cines filmoteca de la cadena de multicines de la que tengo el pase para ver cine ilimitado por una módica cantidad mensual y me topé con una especie de drama americano basado en hechos reales de algo acaecido en USA durante o después de la Guerra de Secesión. La película se titula The Conspirator y en España se estrenará como La conspiracion aunque desconozco si será en septiembre o en diciembre, ya que me he topado con ambas fechas.

Una julay más agria que el aceite de ricino tiene que apechugar con las cagadas de su hijo, primo segundo del Guaca y también un malaje que no veas

Lo bueno y lo hermoso que tiene el ser europeos es que poseemos miles de años de historia con reyes, crímenes, pasiones, guerras, paz y todo lo que te puedas imaginar. Es un montón de material que se puede usar para hacer tantas películas como se quiera. Para los norteamericanos no es así y con las cuatro cosas que tienen se han de apañar y así estamos siempre viendo películas de la guerra de independencia, la de Secesión, las dos guerras mundiales, Corea, Vietnam y más recientemente los desaguisados en tierras infectadas por hijosdeputa terroristas islámicos o eso que en España de siempre llamamos moros. Así llegamos al momento del asesinato del presidente Abraham Lincoln, más visto que las tetas de Samantha Fox y sobre el que pasan delicadamente para centrarse en el juicio a los culpables o más particularmente a la única mujer que fue enjuicidada. La defiende un abogado que no quiere hacerlo pero que una vez empieza y se pone al tajo, no puede parar cuando va quemando etapas y descubriendo que todo el sistema judicial está podrido y la sentencia fue predeterminada desde antes de empezar. La acusada verá como este hombre, que desprecia profundamente las creencias de ella, se dejará la piel defendiéndola y llegará a tal extremo que acabará por abandondar la abogacía cuando acaba el juicio.

No sé por qué pero a mí me aburren un poco las películas con juicios. No me tocan ninguna fibra, ni sensible ni sin sensibilidad alguna. Siempre tengo la impresión que están predeterminadas de antemano y que nos llevan como quieren sin dejarnos adivinar las cosas y reservándose la sorpresa final que lo cambia todo y que por supuesto no conocíamos ni podíamos adivinar. Robert Redford dirige y gracias a Dios no interpreta ya que está más arrugado que una pasa y pese a lo trillado del tema de los juicios, consigue una película curiosa y entretenida con la que aprendemos un poco de historia americana y un montón sobre corrupción y política de alto nivel. El protagonista es un competente James McAvoy que no lo hace nada mal y una avejentada Robin Wright, que espero por su bien que le hayan puesto maquillaje y en realidad no esté tan estropeada.

Si te gustan los dramas históricos o las películas de juicios, con esta te corres de puro gusto. Por su temática está desaconsejada para los miembros del Clan de los Orcos ya que todos los protagonistas dicen frases largas y que requieren cierto nivel de comprensión y no hay escenas de acción o persecuciones con coches explotando, salvo por la acción que se vive en el estrado así que Orcos, dejadla pasar.

06/10

Una respuesta a “La conspiración – The Conspirator”

Comentarios cerrados.