La dama de hierro – The Iron Lady

La dama de hierro - The Iron LadyEsta mañana me levantaba temprano para irme a Amsterdam e ir al cine. ?ltimamente le he cogido mucho gusto a las primeras sesiones, esas en las que el cine está vacío y la gente con teléfonos móviles, que grita y que parece ir al lugar a joderle la vida al prójimo no están por allí. Madrugar no está reñido con un desayuno de campeones y tras la pitanza, me lancé en bicicleta por las calles desiertas de Utrecht hasta la estación mientras escuchaba un audiobook. Una vez en Amsterdam, compré mi entrada y busqué mi asiento para ver The Iron Lady, película que se estrenó a principios de enero en España con el título de La dama de hierro y que ya debería daros una idea del personaje sobre el que tratan.

Una julay más mala que’l Guaca monta un pitote que no veas en el país de los Libra

Cuando ponían el trailer de esta película, me imaginaba que sería algo distinto. La historia nos muestra a Margaret Thatcher pro no de una manera lineal, sino mayormente centrados en su decadencia y con flashes de los diferentes momentos de su vida, todo esto con muchos diálogos de ella con la visión de su marido, el cual ella puede ver pero los demás no.

Empecemos por lo obvio. Meryl Streep es un pedazo de actriz y aquí vuelve a demostrarnos por qué es la mejor actriz viva. Verla es fascinante, todos esos pequeños gestos y detalles, la forma en la que habla, en la que se mueve, es simplemente maravillosa. El problema es que el guión no estuvo a la altura. Nos muestran algunos momentos de la vida de la Dama de Hierro pero de manera muy superficial, como si no fuera la cosa con ellos y se centran en su enfermedad y esto al final jode la historia porque lo que queríamos ver todos es lo que nos muestran en el trailer, como llegó esta mujer a ser la Primer Ministro de Gran Bretaña y como lidió en ese puesto durante un montón de años. Aunque la vemos como madre, esposa y gobernante, siempre te queda la sensación que nos han recateado un montón y que el guión no estaba a la altura. A su lado, Jim Broadbent se lo curra como su marido y fantasma favorito pero de los demás no se pueden decir demasiadas cosas buenas. Particularmente decepcionante fue todo el segmento dedicado a la guerra de las Malvinas ya que en realidad no se ve nada salvo que ella era capaz de tomar decisiones duras sin que le temblara el pulso.

En fin que está pasable sin mucho más pero aún así, merece la pena solo por ver a Meryl Streep bordar el papel. Totalmente descartada para los miembros del Clan de los Orcos ya que carece de efectos especiales y hablan demasiado.

06/10

Una respuesta a “La dama de hierro – The Iron Lady”

Comentarios cerrados.