La distorsión del tiempo

Ayer bajé a Playa del Inglés, que ahora y por maravillas del futuro que se ha hecho presente, tiene, a la entrada misma de la playa un cartel enorme que dice M A S P A L O M A S, algo que aún estoy tratando de procesar ya que no tiene ningún sentido, aunque ambas playas estén unidas y en realidad sean una, eso de reescribir la historia de manera tan zafia da asco. La cosa es que no iba por allí desde los noventa y pico, vamos que la última vez que recuerdo haber pasado por aquel lugar fui a quedarme en la autocaravana de un colega un fin de semana en el que los cuatro que fuimos lo pasamos mayormente borrachos. De aquellos años, mi recuerdo de la zona de entrada a la playa es que había un mega-aparcamiento y ayer, cuando llegamos al mismo, como que se ha encogido, lo cual es imposible porque no han construido nada por allí, con lo que la única explicación posible es que mi memoria haya distorsionado ese recuerdo y le haya metido un fáctor de multiplicación, porque es un aparcamiento bien normalito.

Nos pasa con muchas cosas que viven en nuestra memoria como recuerdos de tiempos pasados, cuando nos las volvemos a tropezar, hay un ajuste de realidad, una disminución del recuerdo para ponerlo a niveles reales. Igual que en este caso fue con un aparcamiento, puede ser con un lugar que en nuestra cabeza es gigantesco o con una persona que recordamos súper-guapa o mega-gorda y que revisitando fotos o simplemente tropezándonos con ella, nos damos cuenta que no es así, que era más bien sosa de aspecto o rellenita pero no obesa.

Me pregunto como sería viajar atrás en el tiempo y volver al camping de Tauro en el que pasé los fines de semana de una década, o cuando iba a la guardería y nos sacaban para llevarnos al cine los viernes, algo que en mi cabeza tiene calificativos de auténtica aventura y seguramente no era nada mas que un vulgar paseo de un par de calles.

Seguro que esta distorsión tiene algún propósito y seguro que algún científico o sub-intelectual ya la ha estudiado.

3 respuesta a “La distorsión del tiempo”

  1. Eso pasa sobre todo cuando revisitas algún lugar que conocías de niño… TODOS son más pequeños que en el recuerdo.
    Me pasó no hace mucho con una cueva que forman unas piedras cerca de la casa donde viví hasta los 10, la recordaba como una cueva enoooorme, donde se podría montar una casa dentro, y las piedras eran como verdaderos acantilados de altas…. madre mía que chasco llevé…

  2. Si, es extraño, cuando volví a visitar sitios que frecuenté de pequeña achaqué el cambio de perspectiva al hecho de que los veía entonces desde una estatura más baja pero me pasó por ejemplo al volver a mi antiguo liceo y lo dejé midiendo lo mismo que hoy.
    Espero que lo de empequeñecer las cosas con la edad no sea para todo.

  3. Pues yo recuerdo ese aparcamiento de la misma forma que tu.
    La primera vez me pareció enorme y la segunda vez que fui por alli me quedé buscando ese sitio, porque lo que tenia delante era normalito.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.