La entrada de las casas en Giethoorn

En Giethoorn la mayor parte de las casas están ubicadas en diminutas islas rodeadas por canales. Para entrar en las mismas hay unos curiosos puentes que saltan de islote en islote hechos de madera. En algunos de ellos tienes una puerta para evitar que los animales se escapen o que visitantes indeseados (léase turistas) entren en sus jardines. Si os fijáis bien veréis el buzón de correo a la izquierda de la imagen, al comienzo del puente. El camino que pasa por allí es el carril bici por el que van los habitantes del pueblo cuando no usan sus barquitos para desplazarse. Cuando vives en un lugar así tu cuerpo se habitúa a otros tiempos, a otras prioridades, otra forma de ver la vida, sin atascos de tráfico, sin prisas, sin los humos de los escapes de los vehículos, algo muy diferente a lo que la gran mayoría está acostumbrada.

2 opiniones en “La entrada de las casas en Giethoorn”

Comentarios cerrados.