La gran boda – The Big Wedding

La gran boda - The Big WeddingDespués de regresar de Indonesia y de estar varias semanas sin cine, estos días me he dado un empacho y he procurado ver todo lo que está en cartelera en el Pathé Rembrandt, el cine que hay en mi ciudad. Una de las películas que tenían era una comedia, pero no se, viendo el cartel yo me barruntaba más bien algo romanticón y con mucha melaza. Tampoco es que me importe demasiado ya que no le hago ascos a las pelis de ese género, es solo que en este tipo de casos lo combinan y hablamos de comedia romántica y en esta se les olvidó la segunda palabra, lo cual me intrigaba. Finalmente, ayer fui a ver The Big Wedding, película que en España se estrenó a comienzos de mayo con el título de La gran boda, que casualmente y sin que sirva de precedente, coincide con la traducción correcta, lo cual me hace temer que han prescindido de los traductores y han decidido escuchar lo que GooglEvil les dice y ahorrarse unos leuros. En fin.

Una pareja de julays se van a casar y ese fin de semana se monta un pitote que no veas en la Villa Meona en la que viven

Una joven pareja se va a casar. ?l fue adoptado y su madre viene desde Colombia para asistir a la boda. La madre es fundamentalista católica y no concibe el divorcio y solo admite el sexo fuera del matrimonio si es con tu párroco previo tocamientos varios. Como sus padres adoptivos están divorciados y no quieren darle un disgusto a la penca católica, se arrejuntan ese fin de semana para hacer el paripé. La cosa se complica mucho más ya que allí todos tienen un secreto y tres o cuatro rencores.

Esta es una comedia que funciona a medio gas. Es una especie de refrito de un montón que hemos visto anteriormente y el principal problema es que te ves venir desde muy lejos las bromas y la escenas cómicas y por eso no funcionan o no lo hacen tan bien como deberían. Tienen un elenco asombroso, pero eso no es suficiente. En lo que se distinguen de las comedias románticas habituales es que aquí las bromas y las frases son más groseras, más sexuales, como escuchar a Robert DeNiro decirle a la chama a la que empala que le va a comer el coño. No es lo que esperamos del cine norteamericano, aunque si lo dice Torrente en una de sus películas estaría bien. El otro problema es el exceso de protagonistas. Hay tantos y tantas historias secundarias que realmente ya no sé cual era la principal, ya que incluso la GRAN BODA se convierte en una trama secundaria de otras dos tramas con dos de las puretonas de la película, Susan Sarandon y Diane Keaton. Así que tenemos actores y actrices que pueden hacer algo fabuloso pero que perdieron la oportunidad por un pésimo guión y un director que o estaba ausente o no sabía hacer su trabajo. Todos los actores jóvenes quedaron completamente anulados por los mayores e imagino que se lo tendrán que currar más si quieren tener un futuro en este negocio.

Esto es un producto más para el subgrupo de las Hembras en el Clan de los Orcos o para individuos sueltos del mismo que quieran anotarse unos puntos adicionales de cara a que su hembra afloje las rodillas y abra su cofrecito. Para el resto no es más que carne de sobremesa de domingo por alguna de las patéticas cadenas televisivas mientras siesteas.

Una respuesta a “La gran boda – The Big Wedding”

Comentarios cerrados.