La Huevadora

Me ha tomado mi tiempo pero al final he conseguido integrarme en Holanda. Había algo que me faltaba y no sabía muy bien el qué era. Tras múltiples visitas a hogares holandeses, he descubierto la causa. Yo no tenía una HUEVADORA.
huevadora
Lo he solucionado inmediatamente. Fijaros en la foto. ¿A que es bonita? He tenido que crear una nueva palabra porque en España, al menos hasta donde da de sí mi escaso vocabulario, no existe término para definir a este artefacto.
Su función, o definición formal, sería la siguiente:
Huevadora = Pequeño electrodoméstico consistente en una base eléctrica sobre la que se sitúan los huevos suspendidos en un aura divina y a la que se añade agua para cocinarlos. Cuando los huevos están listos, el dispositivo silbará para advertir a su propietario.
Es un concepto muy sencillo. En España, que por algo es tercer mundo, los hervimos en un caldero, sin percatarnos de la ventaja que tiene semejante electrodoméstico. Ya me he aprestado a usarla. Para ello introduje los huevos en el soporte amarillo y los piqué. Si os fijáis bien, veréis la aguja que hay a la derecha. Esta es la parte más dolorosa, ya que el piercing o punción de los mismísimos siempre produce dolor. Una vez horadados, los coloqué en el soporte que previamente había llenado con agua. Existe un medidor y podemos cocinar los huevos de tres maneras distintas: tiernos o poco hechos, medio hechos y DUROS como teniques. Depende del gusto de cada uno en cuanto a huevos. A mí siempre me ha gustado tener los huevos duros así que elijo esa opción. La máquina hierve el agua, los cocina, y cuando están hechos se pone a cacarear para avisarte.
La primera vez que oí los cacareos me asusté. Pensé que mi vecina, o la subnormal de la hija se me habían metido en la casa, ya que no hay mucha diferencia entre el idioma chino hablado y el lenguaje de las gallinas. Fue un alivio descubrir que la responsable del bullicio era mi gallinita hacedora de huevos duros y no el pendón verbenero de mi vecina.
Ya he situado la huevadora en un lugar prominente de mi cocina para que cualquiera que venga a mi casa vea que soy un ciudadano holandés. También me he comprado una pomada porque además de duros, se me han quedado los huevos escaldados.

8 opiniones en “La Huevadora”

  1. tio eres pobre,
    en mi casa tenemos un chisme de esos desde hace la tira de años, marca Braun para mas reseñas, y todavia funciona el cabron

    😉

    como se nota que viviste mucho tiempo en la Isleta

    byeeee

  2. Mi galán, en mi casa nunca lo hubo y nunca lo vi en El Corte Ingleeé.
    Como tú bien sabes, mi mamá es consumidora compulsiva de todo, pero esto se le escapó. Teniamos batidora, picadora, máquina de arroz, de moler café, cuchillo eléctrico, tostadora, horno de tostadas, el come-manos del fregadero, licuadora y yo que sé que más.
    Se lo tendré que regalar en navidades supongo
    😆

  3. Hola!
    Siento deciros que yo, como verdadera holandesa tenía que aprender sobre la existencia de este tipo de electrodoméstico en esta página de internet escrita por un español..
    Es un objeto muy bonito, eso sí, pero me da pena tener que decirte que ni siquiera los holandeses se lo comprarían!! (estoy de broma)
    Si tuvieras bici y fueras en ella por la lluvia, eso te haría más ciudadano holandés que cualquier otra cosa que te pudieras comprar. ¡ Ala ! ahora es la época para mostrarte digno!

  4. Sandra. Estoy seguro que esto es lo que menos te va a escandalizar de este web. Mejor ten cuidado con lo que lees por aquí dentro.
    Por desgracia, me he encontrado ese aparato en todas las casas que he visitado, y hasta lo he visto usar (huevos duros para el Stamppot). Y me averguenza reconocerlo, pero estoy muy contento con el mío.
    Tengo bicis (dos, aunque en la actualidad estoy buscando una nueva bicicleta “substraida” para reemplazar a una de ellas) y voy todos los días a trabajar en bici, con sol, lluvia, bruma o nieve. Y ahora estoy aprendiendo la lengua, lo cual, definitivamente, acabará conmigo.
    ¡ah y se cocinar Stamppot boerenkool, poffertjes y mosselen!

  5. He mirado en Hema y en varias tiendas de cocina pero no encuentro huevadoras. Creo que serìa el regalo perfecto para mi novia la peluquera.

  6. YO me la compré en un Dirk van der Broek de esos, pero segurísimo que las he visto en Blokker. Incluso las he visto camufladas de vacas holandesas. Son terroríficamente exitantes.

  7. Veré, pero en Blokker estuve esta manana y nada. La visita en busca de la huevadora me ha descubierto todo un mundo friki de sandwicheras-vaca y escobillas para el water con forma de pato. Inquietante. Pero ni rastro de la huevadora en Blokker.

  8. Las sandwicheras-vaca son la sensación en España. Y la vaca porta cubiertos de madera para el pollo de la cocina es lo más de lo más. Incluso Yola Berrocal debe tener una.
    Deberías mirar también en tiendas de cocina y quizás en Trekpleister o en Kruidvat, que suelen tener este tipo de cosas exóticas. Y si de buscar regalos frikis se trata, Xenos es el paraíso. Cuando llevé a mi madre al Xenos por primera vez, se corría del gusto. Creo que se compró como mil ranas que tenían en esa época. Mi padre aún me odia por ello.

Comentarios cerrados.