La leyenda de tarzan – The Legend of Tarzan

Digámoslo claro que por aquí hay mucho acarajotao. Los que hemos leído muchos libros de Edgar Rice Burroughs somos tres contándome a mí. Yo tuve mi crisis allá por el final de la EGB en la que a falta de otra cosa, llegué en la biblioteca del colegio a la zona de este autor y la arrasé. No digo que me haya leído todos los libros de Tarzán pero sí que me pegué un empacho que no veas. Eran simples, directos y no tenían mucho que ver con la forma en la que se ha personificado a este mito en el cine. Lo peor que le pasó a Tarzán fue caer en las manos de la Disney que lo hizo acarajotao y totorota. Parece que alguien ha querido rehacer un poco su imagen y así llegamos a The Legend of Tarzan película que se estrena en España la semana que viene con el título de La leyenda de tarzan.

Un julay cachas busca a un mamarracho para darse de hostias que no veas

El chamo Tarzán, que ahora tiene otro nombre para los bolos que hace por los pueblos, está casado con su Jane y la empala que no veas en todos los cuartos de su palacio. El rey Belga, bicho malo que no veas, lo invita a ir al Congo y su hembra se apunta al viaje que resulta ser una trampa para entregar a Tarzán a un enemigo que al parecer tenía. Allí se encuentra con el Rey León y con todos sus amigos animales y tendrán que luchar contra un capullo como nazi o algo parecido que quiere joder la selva o algo así y que además se encoña de la hembra de Tarzán y por ahí si que no pasa el chamo.

Desde el punto de vista literario, este es seguramente el mejor Tarzán que se ha hecho. No puede ser realista porque desde el principio es una historia que uno no se cree ni jarto de whisky de garrafón pero al menos es más humano que otros que hemos visto. Es además un tipo que tiene claro que donde haya un palacio con servicio, que le den por culo a la selva que está llena de mosquitos y truscolanes. La película tiene una historia bonita pero le falta un toque para saltar a la esfera de los peliculones y clásicos. La historia entretiene pero no asombra y seguramente uno de los problemas es que el malo no es lo suficiente malo, es simplemente el pollaboba de Christoph Waltz haciendo el mismo papel que repite desde hace unos años. Este tío no tiene más que un registro y lo repite una y otra vez, solo que aquí, cansa, agota, aburre. Lo mejor de la película son las escenas de Alexander Skarsgard con Margot Robbie, las movidas de Tarzán con Jane son lo más y entretienen un montón aunque si le llega a dar un buen viaje, estaríamos en la esfera de los peliculones. Por desgracia una gran parte de la película se la pasan separados y solos no funcionan de la misma manera. Decir que Alexander Skarsgard es un pasote como Tarzán, yo creo que tiene músculos hasta en los pelos de las pestañas y se ve que se divirtió con su personaje. Quizás tendrían que haber intentado hacer algo más banal, que estamos en verano, hace calor y las cosas muy serias se nos ponen cuesta arriba. Pese a ello, una película muy interesante.

Un tío por la selva buscando pelea es algo que puede atraer a los miembros del Clan de los Orcos. También puede que seduzca a los más pachangueros de los sub-intelectuales con GafaPasta.

2 respuesta a “La leyenda de tarzan – The Legend of Tarzan”

Comentarios cerrados.