La llamada

Una fresca mañana de primavera en algún lugar de la ciudad de Utrecht, en pleno centro del mundo suena un teléfono móvil. No es un tono convencional, se trata de la canción que copa las listas de éxitos de China en estos o en otros momentos. El teléfono baila sobre una mesa de cristal mientras su propietario sale del baño con los pantalones a medio subir y corre para responder antes que salte el contestador automático, ese en el que solo se escucha un sonido, un gutural ¡UGH! al que sucede un pitido. Consigue coger el teléfono exactamente tres segundos antes del límite:

?Mishi, mishi ? saluda a su interlocutor sin identificación de número de llamada.

? Buenos días, le habla Petra del JardínFrondoso de la Oficina para la Asimilación y Regurgitación de los Inmigrantes. Me gustaría hacerle unas preguntas y una proposición ? dijo una voz femenina algo rasgada después de veinte años fumando y comiendo nabos. Gracias a las maravillas del doblaje y la traducción simultánea con las que hemos sido dotados todos los españoles todo el texto anterior estaba en Holandés pero en distorsiones podemos leerlo en el mismo cristiano sencillo con el que Jesucristo escribió la Biblia.

?Mishi, mishi ? repitió repitió El Chino después de no comprender lo que le habían dicho.

? Hola buenos días, me llamo Petra del JardínFrondoso y le llamaba de la Oficina para la Asimilación y Regurgitación de los Inmigrantes. Quería hacerle unas preguntas si no le molesto en estos o en otros momentos ? volvió a repetir la mujer. De nuevo soltó la parrafada en holandés.

? Holandés hablar yo no, Mandarín Chino y Chiquistaní hablar yo ? le dijo el colega en un perfecto Chiquistaní que podemos comprender gracias al doblaje único que practicamos en España.

?Usted habla holandés. Según nuestros archivos ha superado hace poco el examen NT2 que determina un profundo conocimiento de la lengua gargárica y gracias a esa prueba superada y a sus múltiples años en las Tierras Bajas le ha sido concedido un pasaporte de la Gloriosa Unión Europea que le permitirá viajar por todos los países del mundo e incluso más allá sin que nadie lo detenga por ser un terrorista internacional ? le dijo la mujer en Holandés.

El Chino se quedó callado durante un minuto mientras trataba de procesar la información recibida y su sistema de traducción en tiempo y espacio irreal hacía lo que podía para reconvertir esas palabras al Mandarín y al Chiquitistaní. Después de lo que pareció toda una vida le dijo: ? Yo Chino ser, HOlandés poco hablar, pasaporte europeo querer para visa no pagar y terrorista no ser ? información que transmitió entre inglés, chiquistaní y holandés a partes iguales.

La mujer no se amedrentó y continuó: ?Usted ha superado recientemente el NT2 y nos gustaría que acuda a nuestras oficinas para que pruebe el nuevo examen de holandés que estamos preparando para la miasma inmigrante que llega a nuestras tierras. Gracias a sus sabios comentarios podremos mejorarlo y así usted podrá ayudar a otros inmigrantes que como usted llegan a esta nuestra tierra ? le dijo la holandesa.

? Chino holandés examen ya superar. Chino examen nuevo no hacer, holandés idioma difícil ser y Chino trampas hacer para examen pasar ? le chapurreó rápidamente mientras se comenzaba a poner nervioso ? Chino esperando pasaporte estar y superadas pruebas ser. No de nuevo pasar ? y sin darle tiempo a responder cortó el teléfono.

Antes de volver a recibir una nueva llamada apagó corriendo el teléfono para no tener que hablar con esa malvada mujer que le quiere quitar el pasaporte que con tanto esfuerzo se ha ganado y salió disparado para la estación para no perder el tren.

7 opiniones en “La llamada”

  1. jajajjajajja, antes o después tendrá que encender el teléfono y le volverán a llamar. Pero ya veremos si esto lo entiende tu amigo el chino.

  2. Ya podrían tener un servicio parecido en España, pero en vez de exámenes de idioma que les hagan examen de modales, porque muchos inmigrantes no dejan salir antes de pasar al vagón de Metro, beben hasta chocar con las farolas, se saltan STOPS, montan jaleo en las casas de vecinos, pegan a sus mujeres, falsifican carnets de conducir, rompen las puertas de los pisos alquilados para poner candados en cada habitación, etc.

  3. Oria, por supuesto que lo vuelve a encender. Y como las llamadas desde China le llegan sin identificación de número de llamada, volverá a picar.

    Roddy, no te lo creerás, pero en mi corta estancia en Madrid, paseando el domingo por la puerta del Sol, había una de esas obras faraónicas y un coche iba a salir de la obra. El tío iba borracho y se estampó contra la puerta de la obra no una ni dos, sino tres veces. La gente corría para protegerse de aquel conductor que estaba literalmente ciego de alcohol y allí no pasó nada. No vino la policía, no lo detuvieron, nada. Se fueron con aquel asesino en ciernes.

    emo, no way

    waiting, tú ya habrás superado el NT2, igual puedes ayudar con el nuevo examen.

  4. Sulaco, sigo sin muchos comentarios. Y como diríamos en mi país a mi la mandíbula me rodó hasta Den Haag. La vida que te da sorpresas na más.

Comentarios cerrados.