La llegada – Arrival

ArrivalResulta difícil explicar para aquellos que sois brutos como arados la facilidad con la que la poesía se mezcla con la ciencia ficción. Es un género que en las manos adecuadas se presta a la grandesa poética, a sugerir ideas y dejar que vuelen en nuestras cabezas y en las mismas crezcan y se desarrollen. Si no te gusta el género, tengo claro que tu cerebro y el mío van a diferentes frecuencias. Hace ya una semana y algo fui a ver la película sorpresa de los martes y resultó ser Arrival, película que se estrena en España la semana que viene con el título de La llegada.

Un par de julays han de aprender a hablar chiquistaní para poder comunicarse con chamos de Raticulín

Cuando en un montón de lugares de la tierra aparecen unos OVNIs que quedan suspendidos en el aire, se monta un gran revuelo. Los gringos invitan a una lingüista a tratar de comunicarse con unos seres que se dejan ver pero que no sabemos si nos entienden o lo que nos están contando. A través de la interacción con esos seres y el intento de aprender un lenguaje para poder comunicarnos con ellos, viviremos una crisis mundial y descubriremos que pese a lo que nos dicen, no somos muy distintos unos de otros.

Maravillosa. No hay que decir más. Esta es una obra maestra. Salí del cine embelesado, extasiado, prácticamente en shock ante un relato precioso contado de una manera pausada y elegante. Esta película nos devuelve al glorioso cine de ciencia ficción que crea caminos en el arte, que es capaz de provocar emociones fortísimas en los espectadores. Es una manera seria y creíble de relatarnos un encuentro que cambiará nuestra percepción para siempre, ya que hasta ahora y visto lo visto, somos la única especie inteligente en el universo conocido y por conocer. La película nos muestra la profundidad de los sentimientos de la protagonista a través de miradas a su pasado y su relación con su hija. En ningún momento esos cambios de hilo argumental dañan a la historia principal, la enriquecen y la completan. Los diálogos están muy cuidados y los efectos especiales son los suficientes para hacernos creer la historia y no abrumarnos con cosas que no aportan nada. El director, Denis Villeneuve, ha entrado en mi lista de artistas que es obligatorio seguir y Amy Adams es en estos momentos una de mis dos candidatas a los Oscars ya que borda su papel. A su lado está Jeremy Renner, el cual lo hace bien pero es que me da un mal yuyu que no veas, no sé que es lo que hay en él que nunca ha terminado de convencerme, es como si no tuviera lo que hay que tener para ser protagonista. Esta es una película que requiere más de un visionado y para cuando aparezca esto en la bitácora yo ya la habré visto dos veces. Hay tantas cosas por descubrir e interpretar que tienes que regresar al cine para completar algunas lagunas que te quedan tras la primera vez que la vas a ver. La banda sonora es fabulosa y se adhiere a las imágenes con una perfección casi absoluta. Un clásico instantáneo.

En mi segunda visita al cine, ayer por la mañana a las diez y cuarto, me esperaba una sala vacía y resultó que el cine estaba lleno hasta la bandera, que se corrió la voz y los sub-intelectuales con GafaPasta han salido de sus garitos y han acudido en masa. Nadie dijo nada durante la película, todo el mundo en silencio disfrutando de una obra gloriosa que en su segundo pase mejora, ya que hay un montón de detallitos que una vez conoces la historia los identificas y te ayudan a completar el puzzle. No la están poniendo en Utrecht pero tengo claro que cada vez que vaya a Amsterdam, esta cae seguro mientras esté en cartelera.

Esto es demasiado artístico para la morralla que los miembros del Clan de los Orcos están acostumbrados a digerir y dudo mucho que tengan la capacidad para apreciar la película y absorber al menos un uno por ciento de la información y las emociones que se transmiten. Por otra parte, es cine obligatorio y de expulsión inmediata para aquellos sub-intelectuales con GafaPasta que que nieguen a verla. Sencillamente, nos recuerda que pese a todo, el cine es arte.

peliculon

4 opiniones en “La llegada – Arrival”

  1. Qué bien, con lo que me gustan las pelis buenas de ciencia ficción y esta actriz también me gusta, así que la veré. Me alegro que te haya gustado.

  2. Ayer la fui a ver por tercera vez y me gustó muchísimo más que la primera y la segunda vez. Hay tantos detalles que se te escapan cuando tu atención está centrada en descubrir la historia. Realmente es un pasote de película y un clásico instantáneo.

Comentarios cerrados.