La luz entre los océanos – The Light Between Oceans

The Light between OceansLa única vez que fui a Amsterdam durante el mes de noviembre fue para hacerme una sesión cuádruple que está mencionada en algún rincón del mejor blog sin premios en castellano. La última de las películas de esa maratón es la que voy a comentar hoy y la presión sobre la misma era bastante alta ya que las otras, que fueron La llegada – Arrival, El contable – The Accountant y La bella y la bestia – Beauty and the Beast recibieron un 10, 9 y 10 respectivamente, con lo que el día era muy competitivo. Mi última película de esa jornada era The Light Between Oceans, en la filmoteca y al parecer se estrena en España en enero con el título de La luz entre los océanos.

Unos julays se apañan una niña que se encuentran y luego se desquician

En un lugar remoto y perdido del universo de Australia un chamo ha aceptado el trabajo de farero en una isla en el medio del océano en la que estará solo. Se camela a una pava del pueblo y consigue que acepte a ser chingada, casarse con él y mudarse al exilio. Cada vez que a la pava le sale tripote, le entran ganas de sangría y pierde al bebé y está amargada. Cuando una barca llega a la orilla de su playa con un hombre muerto y un bebé, deciden quedárselo y más tarde descubren quién es la madre. La chama opta por el silencio pero el marido va dejando notas y pronto se sabe todo, todito, todo.

Esto es un dramote que no veas. Es como muy de comienzos del siglo XX (equis-equis) y el chamo decide irse de farero por algo terrible que presenció en la Primera Guerra Mundial y que le hace salir espantado de lugares concurridos. El guión es lento, pero lento de vicio y mi sensación es que muchas de las escenas podrían haberse beneficiado de un tijeretazo ya que la película dura unos ciento treinta y tres minutos y le sobra fácilmente una hora. La ambientación es muy buena, la isla con el faro preciosa y los momentos de Michael Fassbender y Alicia Vikander juntos son geniales pero a su alrededor hay tanto meneo que te distrae. La película sigue un camino desde lo malo a lo peor, con una sucesión de drama y más drama que acaba eliminando todo el espíritu positivo que te pueda quedar. Entra en un escenario complicado, ya que la niña se cría con una mujer a la que considera su madre pero en realidad esa mujer la ha robado y cuando su madre la intenta recuperar se monta un pitote que no veas. La historia, de ser dinámica habría funcionado muy bien pero es que hay que ser ciego para no ver venir las cosas. En fin, que entretiene pero no fascina.

Es cine de filmoteca, lo que excluye a los miembros del Clan de los Orcos pero no es lo suficientemente bueno para que sea una opción de los sub-intelectuales con GafaPasta. Parece diseñada para una tarde de digestión lenta con siesta épica de por medio.

06/10

Una respuesta a “La luz entre los océanos – The Light Between Oceans”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *