La madre de todas las fiestas

Invitation Party

Invitation Party, originally uploaded by sulaco_rm.

Llevo una semana de cuidado. Entre los compromisos divinos y los designios humanos, no doy abasto. Por si fuera poco, mi compañía se ha propuesto meterme el miedo en el cuerpo y lo han conseguido con creces. Ayer ya recibí un correo electrónico que gracias a los filtros que me he trabajado en el Lotus Notes fue a parar a la papelera, con gran satisfacción por mi parte, pero hoy al volver a casa y abrir mi buzón me he encontrado conque el dichoso email se había reproducido cual deleznable virus y me atacaba también en el tradicional formato celulósico.

La prueba, como viene siendo la norma habitual esta semana para acallar las voces de los lenguarazas que claman por mi incapacidad para decir la verdad, está arriba. Lo que tienen la dicha de observar esos ojitos lindos que se han dignado leer estas palabras es nada más y nada menos que una invitación para una fiesta de la empresa.

La invitación es terrorífica, con ese aspecto de hace mil años. El texto de la portada ya invita a la ausencia. Va a haber una acojonante orquesta, un buffet delicioso con el que pasar hambre y miseria y bebidas buenas (¿existen las malas?), apasionantes conversaciones con los colegas del trabajo, espectáculos que uno no querría perderse y una “Actuación Sorpresa“.

Como esto es Holanda y las cosas se avisan con tiempo, el terrible espectáculo tendrá lugar el 21 de Enero y será perpetrado entre las 7 de la tarde y la medianoche en un antro cercano a Utrecht.

No acudiré
. Espero que haya quedado claro. Si hay algo que me puede más que la alergia al humo de un cigarrillo es una reunión con la gente de la empresa y con todos los dorapíldoras lamiendo el culo de los jefes. Para evitar que caigamos en la tentación y librarnos del mal, he destruído esta invitación inmediatamente después de fotografiarla.

Ahora vendrá la parte difícil. Escapé al evento folclórico del año pasado sacrificándome por todos los compañeros y quedándome de guardia en solitario. Este año el acto es fuera del horario de trabajo. Tendré que desplegar todo mi encanto para minimizar los daños colaterales, porque este tipo de asuntos suele recibir la máxima presión por parte del equipo directivo y mi manager se va a pasar las próximas tres semanas acosándonos para que confirmemos nuestra asistencia. Y YO NO IR?. Los que me conocen saben que mi última palabra suele ser la primera y tengo muy mala sangre con las presiones, así que las próximas semanas serán harto interesantes. Jugaremos fuerte y sucio y tengo muy claro que al final me saldré con la mía. Pobre de mi jefe, lo va a pasar fatal el pollaboba.