La Noche de Halloween – Halloween

Igual alguno hasta se confunde porque no hace ni siquiera una luna que comenté La noche de Halloween – Halloween, la película de 1978 y cuarenta años más tarde han hecho una secuela o algo así y le han puesto el mismo puto nombre, que mira que habían nombres disponibles, incluyendo el de truscoluña no es nación que tan buenas vibraciones nos da y esta chusma y gentuza de lo peor, tanto en español como en inglés repitieron con el nombre, así que en el mejor blog sin premios en castellano ahora tenemos que habrá dos anotaciones con el mismito título y la de hoy corresponde a la película del 2018, Halloween (2018) o en español a La Noche de Halloween (2018).

Una julay viejuna se vuelve a enfrentar con su némesis o algo así pero sin chimpún

Al parecer nos olvidamos de las doscientas películas que se hicieron en los últimos treinta y nueve años y en las que en algunas de ellas hasta salió la protagonista y volvemos a la primera y aquí no ha pasado nada por cuarenta años, solo que la pava virgen que sobrevivió en aquella tuvo una hija y eso pero se pasó la vida entrenándose en armas para ser fans de Trump y para darle candela de la peor al Michael Myers ese quel a tiene super-hiper-mega obsesionada. Cuando el chamo se escapa de la cárcel manicomio o algo así por supuesto regresa al poblacho, por supuesto es la noche de Halloween y por supuesto tenemos otra más una ración de más de lo mismo.

Me esperaba muchísimo más de esta película. De entrada, esto no da miedo, es más bien trabajo de carnicería y tal y tal pero nada de cine de terror que acojone. En segundo lugar, Jamie Lee Curtis está super-vieja pero sigue siendo la misma gilipollas de la primera película, llorica y tonta-del-culo, lo que viene a demostrar que el que es lerdo, no evoluciona ni de coña. La muy acarajotada supuestamente es una mega-experta en armas y después cuando se enfrenta al chamo, lloriquea, mariconea y solo le falta echarse una novia bollera y ponerse allí mismo a comerle el potorro peludo. Tiene una casa que es un búnker y la puerta de entrada está petada de cristales para que el tío los rompa, la agarre desde afuera y poco menos que la mate. Con tanta gilipollez, tenemos que esperar un montón para ver algo de acción y cuando esta llega todos sabemos que la nieta y la hija son las que van a cortar el bacalao y la abuela está para hacer punto y poco más. Se pierden y divagan en demasiadas chorradas y nunca consiguen centrarse. Tratan de darle solemnidad pero señores, esto es una película de terror, lo que buscamos los espectadores son sustos, que los cojones se peleen con las amígdalas y tratan de pedir asilo político en esa zona de la garganta. No lo tenemos, es un burdo intento de dar miedo que si te asusta, eres un caguica, un ñanga, un mierdoso y deberías volver a ver cine de dibujos animados y dejar el de terror para los adultos. En fin, que como película para ver lo mal que envejece la gente está bien pero como cine de terror no tiene nada.

Esto tal cual está no creo que sea cine ni para los miembros del Clan de los Orcos, que definitivamente no van a pasar miedo ni para los sub-intelectuales con GafaPasta, que están muy por encima de esto.

2 respuesta a “La Noche de Halloween – Halloween”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.