La noche de las bestias – The Purge

La noche de las bestias - The PurgeLa canción es muy conocida por aquí. Estrenan una película que parece pertenecer al género de terror y aunque por el trailer ya sé que será un pallufo, pues de cabezudo y obstinado no paro hasta que voy a verla y después de llevarme el disgusto, lo único que me queda es escribir sobre el tema para soltar algo de toda esa mala baba que acumulo habitualmente. En esta ocasión se trató de una película titulada The Purge que además roza el tema de la Ciencia Ficción, otro de mis favoritos y con un protagonista conocido. En España se ha estrenado la semana pasada con el ostentoso título de La noche de las bestias ya que el comemielda que lo eligió no se le ocurrió que La purga es más espectacular y siniestro. El título español suena a fiesta de julandros en la que te ponen el culo como un florero y los curillas que acudan te hacen los tocamientos preceptivos para seguir en buena comunión con el inexistente Dios que venden en sus templos del odio.

Un julay y su familia se encierran en su casa para evitar al Guaca y su banda pero tienen la polvora mojada y el tiro no les sale

En unos Estados Unidos supuestamente refundados hay una noche cada año en la que el crimen es legal y la gente puede matar, torturar, robar o hacer lo que le salga de los mondongos. Al parecer esa es la solución para los problemas económicos y el país florece que no veas y esa noche todo el mundo se protege o ataca, según sus posibilidades. Un vendedor de sistemas de seguridad que es muy bueno en su trabajo regresa a casa para pasar la noche de la purga y cuando comienza todo sale mal. La zorra de su hija tiene al novio quinqui en su cuarto, el bosmongolo de su hijo desactiva el sistema de la seguridad y deje que entre en la casa un negro y una banda de cabrones los amenaza con matarlos si no sueltan ese cacho de carne negra con ojos.

La idea es buena. Ya está, me ha tomado cuatro palabras poner todo lo positivo de la película. Bueno, eso y que no llega a la hora y media con lo que la tortura acaba pronto. Ahora vamos con el resto. El guión es una puta mierda. Tiene agujeros del tamaño de dinosaurios, estupideces acumulativas que destrozan la credibilidad de la historia, la cual está muy necesitada de esta ya que tenemos que asumir en nuestros cabezones que en cuatro años en Estados Unidos se hace esto. Después tenemos los personajes, patéticas caricaturas estúpidas que ofenden la inteligencia del espectador. Empezamos por la hija de dieciocho tacos, que al parecer solo chupó pollas de lefa caducada en el instituto y ahora no es que parezca lerda, es que lo es. Hubo escenas en las que le deseé que le toque un marido cabrón y que le ponga el burka y le pegue jalás cada dos días hasta que ella se canse y emigre a Afganistán. El hijo es lo peor, el ganador al peor carácter en una película de los años 2013, 2012, 2011 y 2010 por lo menos. Mayormente es gilipollas, con un toque de tonto y otro de simplón. A ese lo deberían castigar metiéndolo en un internado de curas para que le den por culo hasta que vomite lefa y le destrocen el cerebro con la trola del reino de su señor. Cada una de las acciones de este personaje es estúpida, asíncrona y golpea a la película quitándole credibilidad. Después tenemos a la madre, el lugar del que salieron esas dos malas bestias. La madre es deleznable y se mueve por la casa haciendo más ruido que un tanque en una carretera sin asfaltar pero como el guión es estúpido, no importa. A la hora de matar, la madre peta más que un rifle de feria. El padre es el conocido Ethan Hawke, toda una leyenda del cine que aquí debía estar necesitado de guita para comprarse unos porrillos y se prestó a esta bazofia. De los malos, decir que los deberían juzgar en el Tribunal Penal de la Haya por decepcionar a las personas que ven la película. Son mayormente un atajo de inútiles que se mueven por el lugar sin ton ni son y que dan risa. La banda de adolescentes es más gay que McKey, a esos los sueltas en Jinámar y no llegan al bloque 1, los ejecutan directamente a la entrada de la urbanización. La película debería estar catalogada como de tensión porque terror, lo que se dice terror, no existe en la misma. Por no haber no hay ni un puto susto.

Yo no le deseo esto ni al más cabrón de los miembros del Clan de los Orcos. Ahorrad el dinero y os lo gastáis en pitillos o en mamadas de putillas del este de Europa y lo aprovecharéis mucho mejor. A los sub-intelectuales GafaPasta, esta la deberían ver para ver si se les funden algunas de las neuronas pedantes que tienen. Una que es mejor olvidar e incluso evitar si la ponen por la tele.

2 respuesta a “La noche de las bestias – The Purge”

Comentarios cerrados.