La pesadilla recurrente de los trailers

Con un ritmo de casi cuatro películas a la semana a lo largo del año, debo ser uno de los julays que más sufren y padecen los trailers. Pongamos por ejemplo el de la película El señor de los Julandrillos menos 1, el cual creo que lo comenzaron a airear en septiembre y lo he tenido que sufrir unas cincuenta veces, aunque no tengo maldito interés en ver ese tostón, ya que con el señor de los Julandrillos 1 tuve bastante y aún me tiemblan las pestañas cuando recuerdo lo fatal que lo pasé en el cine y la de veces que caí dormido en aquella pesadilla recurrente, ya que siempre que despertaba tenía a la banda de julandros caminando sin llegar a ningún lado y de vez en cuando mataban a algún Orco mientras el Marico Hechicero de Vecindario hacía sus galas y el cuñao de Jar-Jar Binks gritaba por su anillo, su precioso. A la 2 y la 3 no llegué aunque las sufrí igual en forma de trailers. Mi amigo el Rubio, que no se cansó de demostrarme su decepción conmigo porque no quería ir a la 1 (pese a haber leído la mierda de libro fascista en la que está basada la historia) después hizo mutis por el foro y jamás fue a las siguientes ni tiene planeado ir a las anteriores. En las cincuenta veces que he sido obligado a ver el trailer del señor de los julandrillos menos 1, los maricones siguen dale que te pego caminando mientras el Marico Hechicero de Vecindario repite las mismas frases que decía en los trailers de hace diez años y lo único nuevo parece ser que en las dos últimas versiones del trailer han añadido una rata crecidísima que creo que han identificado erróneamente como dragón. Como siempre que ponen ese trailer inmediatamente después echan otro de un pallufo que se llama 47 Ronin o Ronin 47 ya que el número está en el medio y no me aclaro, ahí sale otro dragón y desmerece mucho ver el patético dragón de los Julandrillos frente al de Ronin, que se transforma en esa bestia a partir del cuerpo de una prima lejana de la Bruja Avería que está como para metérsela hasta que te canses y vomite lefa de la buena del hartazgo. Estoy por comprarme unos auriculares de esos de cancelación de ruido activo pero no para llevarlos cuando vuelo, momento en el que no tengo ningún problema para quedarme jamacullado en el asiento y dormir sino para ponérmelos en el cine cuando dan los trailers y así no enterarme de nada de lo que dicen y evitar los preavisos.

Este año, cinematográficamente hablando ya parece haber acabado y de lo que queda por estrenar solo tengo algo de interés por ver la película holandesa Bro’s Before Ho’s, la película de animación de Disney Frozen, la cual imagino que veré en inglés, holandés y español y el documental Walking with Dinosaurs. Eso me deja con trece películas que seguramente serán un montón de repeticiones de la segunda parte de los Juegos del Hambre y si consigo pillar Gravity en algún cine, iré a por la séptima.

3 respuesta a “La pesadilla recurrente de los trailers”

  1. Coño, no se porque te gusta tantoGravity, la película no está mal, per a la Bullock ya ni puede actuar, la cara se le ha vuelto inexpresiva, me da que de tanto botox ya no se le mueve ni un músculo.

  2. Hasta con botox es una buena actriz. Este año se ha montado una comedia policial del quince y Gravity. Está sembradísima. Y en esta peli en los primeros planos ya se le puede ver que ha cumplido los veinticinco años por lo menos, en las arruguitas de los ojos. Eso sí, el culo lo tiene infinitamente menos celulítico que la Miley, que en cierto vídeo que vi lo arrastra como si fuera una babosa.

Comentarios cerrados.