La podada de la catalpa y su evolución histórica

A lo largo de los años hemos vivido con gran intensidad en el mejor blog sin premios en castellano los quehaceres de mi catalpa, árbol que sin dar frutas, es el corazón y el alma del jardín y que se transforma de una estación a otra. Ya lo vimos el año pasado como llegó a su apogeo, comenzó a perder hojas y acabó por quedarse como un erizo, solo con las ramas y ahora que estamos en el mes de enero, es el momento de comenzar un nuevo ciclo. El domingo, esperé a que estuviera despistada y cuando no se fijaba en mi, salí al jardín, cogí los utensilios y la podé.

La catalpa podada

El resultado es que ahora tengo un enorme tronco cabezudo en el jardín que parece muerto pero que ciertamente no lo está. Solo duerme hasta que suba la temperatura y le llegue la hora. Por supuesto, la podría haber dejado con sus ramas, pero entonces crece sin control y pierde la belleza de ser como una enorme bola de hojas gigantescas. Además, esta planta está reconocida universalmente como la única que si no la podas, cambia y pasa de ser catalpa a ser malezus-truscolanus, una cosa vil, sucia y rastrera de la que no se puede esperar nada bueno.

Como la veo a diario, siempre tengo la sensación que no cambia, que es el mismo árbol desde siempre pero gracias a Dios, en el lugar en el que Nada es lo que parece hay unos archivos gigantescos y en abril del año 2014, hace ahora casi cuatro años, tenía la pinta que le vimos en la anotación La catalpa se despierta:

La catalpa se despierta

Parece que no, pero el tronco es mucho más grueso, aunque eso se ve más claramente si viajamos muchísimo más atrás en el tiempo, concretamente hasta abril del año 2008, hace casi una década. Era mi tercera primavera en la casa y la catalpa tenía un tronco bastante diferente, muchísimo más delgada y con un montón de ramas en la parte superior. Gracias a mi colección fotográfica hoy tenemos otra primicia exclusiva y épica a la par que gloriosa, tenemos a la catalpa en su juventud, y además se puede observar la zona a su alrededor, que ha cambiado significativamente a lo largo de los años. Ahora en la parte trasera del jardín hay pinos, las hortensias cuyos esqueletos están repartidos por la próxima foto han sido ajusticiadas y por allí no estoy plantando tulipanes. En aquellos lejanos años, la catalpa lucía tal que así:

Catalpa el 17/4/08

3 opiniones en “La podada de la catalpa y su evolución histórica”

  1. Parece que has cambiado el estilo de la poda, com ahora es como las he visto por todas partes, sin embargo, me gusta mas como quedaba antes, era menos cruenta, la pobrecita… 🙂
    Salud

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.