La primera mermelada de moras del año

Mermelada de moras

Mira lo que te digo y te vuelto a repetir y hasta a tripitir, ¡Ojalá yo tuviera la vida relajada de vosotros el populacho! Esta semana no he parado, literalmente. Tres noches a cenar por ahí, dos días a correr, tres noches al cine o más bien cuatro si contamos que en quince minutos empiezo a ver la cuarta película y además he tenido tiempo de recoger de mi jardín un kilo y ochocientos setenta y cinco gramos de moras que he procesado y se han convertido en alrededor de litro y medio de mermelada de moras, teniendo uno de esos litros en la foto. Además usé otros trescientos gramos para un pastel con suero de leche cruda. Así estoy de agobiado y sin tiempo para escribir nada. Ahorita mismo corro a ducharme porque apesto y el cine está a veintisiete minutos de mi casa en bici, por un canal increíble y lleno de casas barcos que me están provocando un montón y una de estas tardes cojo la cámara, me voy a la zona y hago una serie completa de casas barcos en el blog, que eso es algo que no se puede ver en otros lugares, al menos no tan bonitas como las holandesas.

Hoy se marchan casi todos los amigos de vacaciones y eso debería darme algo de paz y tranquilidad para los próximos días. Con un poco de suerte la semana que viene consigo estabilizarme y comenzar con todos los proyectos veraniegos que tengo en mente, que son varios.

2 opiniones en “La primera mermelada de moras del año”

  1. Si, si…anímate, tienen que ser superinteresantes las fotos de barcos-casa…
    Aquí hace la tira de semanas que ya no tenemos moras… 🙁
    Salud

  2. Ayer le cogí prestada la heladera a mi hermano, y voy a tener unos cuantos días de probar sabores nuevos. Hoy lo voy a hacer de papaya. A ver que sale.

Comentarios cerrados.