La primera nieve

Todos los años sucede lo mismo. Uno vive tan feliz, recién nos recuperamos del espectáculo visual que llamamos otoño y que no tiene parangón y cuando te las prometes tan felices, se nubla el cielo, el día se torna muy obscuro y cae el primer copo de nieve, al que le siguen muchos otros. Esta semana ya habíamos tenido amagos de nevada, de granizada y similares pero la nieve no había terminado de cuajar y por lo que decían los meteorólogos, no lo haría. Eso hasta anoche.

Ayer después de italiano me fui al cine mientras caía una cantidad ingente de aguanieve o más bien agua y algo de nieve. Al acabar la película no llovía y el regreso a mi casa fue muy agradable, paseando en bici junto al Oudegracht y únicamente preocupándome por esquivar cualquier formación de hielo que me topara. Al llegar a mi casa, saqué el contenedor con la basura orgánica, entré en mi casa y al instante comenzó una nevada de cuidado. No le dí más importancia y ni siquiera me quedé acarajotado junto a la ventana mirando la nieve caer. Cuando me desperté al ritmo del clásico de The Proclaimers titulado I’m Gonna Be, miré a la calle y estaba TODO cubierto de nieve. Me lancé a la aplicación para mirar los horarios de trenes y respiré tranquilo cuando vi que aún no se había colapsado el transporte público. Después miré la previsión meteorológica y me fui a la ducha tranquilo porque la probabilidad de llegar a la oficina era muy alta.

Salí de mi casa cinco minutos antes de tiempo para tener algo de margen en caso de encontrarme mucho hielo y avancé sin problemas hacia el centro de la ciudad. Al parecer la sal todavía funciona y llegué sobradísimo solo para descubrir que cancelaron el tren el que yo normalmente voy a Hilversum y que debía esperar la horripilante cantidad de seiscientos segundos para coger el siguiente. Perdí esos diez minutos preciosos de mi vida jugando alFlow Free, el cual ya casi he terminado y en el que soy el puto amo. Hilversum estaba igual de blanca que Utrecht y a la hora del almuerzo, mientras la mayoría se apalanca en la cantina a comer cosas que no tienen un solo ingrediente natural, yo me iba a caminar por el Laarder Wasmeer

Banco en el Wasmeer

Banco en el Wasmeer, originally uploaded by sulaco_rm.

El sol me producía la ilusión de estar caminando en un lugar cálido, aunque los guantes y la chaqueta de invierno me recordaban que no es así. En mi paseo me acerqué a Anna’s Hoeve para controlar mis pistas de patinaje de Hilversum y el espectáculo fue un poco desolador:

El lago se ha helado, lo cual es bueno pero tiene una capa de nieve sobre el hielo que seguramente se tornará hielo y lo volverá impracticable para el noble y fabuloso arte del patinaje. Por la tarde, al acabar mi jornada laboral, salí de la oficina regalándole a la empresa diez segundos de horas extras y portando conmigo mi portátil ya que mañana hay anunciado un temporal de nieve que puede traer hasta veinte centímetros de la misma. En caso de producirse el suceso y en base a los metros cuadrados de mi jardín, mañana por la tarde seré el orgulloso propietario de veinte metros cúbicos de nieve. Igual hago un muñeco y todo. Como es más que probable que trabaje desde casa, seguro que acabo distrayéndome en el jardín y disfrutando de la nieve como un enano. Por la noche del viernes hay prevista una bajada de temperatura hasta unos quince grados bajo cero. No creo que haya una sola hembra en el país con los ovarios suficientes para salir de marcha mañana con minifalda y zapatos de tacón y si me equivoco, esa definitivamente está como una jaira y deberían ponerla en tratamiento.

4 opiniones en “La primera nieve”

  1. A mi me ha encantando la primera nevada, hace un par de meses que he llegado a vivir a Hilversum y aun no me lo creia esta manyana… por cierto, sin datos empresariales? por donde trabajas? yo estoy currando en el sportpark pero esa zona que has mencionado no me suena de nada y seria interesante de conocer…

    saludos!! y que venga mas nieve!!!

  2. Por estos lares todavia no ha helado pero casi, faltaron 2º para llegar a 0º y eso para nosotros los de la República Andaluza libre del Sur es bocú de frio…jjajaja
    Salud

  3. doogags, si miras en cualquier mapa online o incluso en el mapa de la ciudad, Anna’s Hoeve está por encima de la vía del tren que va hacia Amersfoort saliendo de la ciudad por el este. Los tres lagos conectados fueron hechos por prisioneros judíos durante la Segunda Guerra Mundial, igual que las colinas que hay en los alrededores. El lago que está justo debajo de la carretera y no conectado a los otros es a donde va a parar la mierda de todo el mundo una vez la han reciclado. Por encima de la carretera está el Laarder wasmeer, una zona muy bonita para pasear, con dunas y una vegetación muy peculiar y rodeada de bosques. Por ahí te puedes cruzar con búfalos que pastan en libertad y que como te vean llevando algo rojo, ya puedes estar en forma …

    ¡Genín, NIEVA!

Comentarios cerrados.