La primera vez ??

?? es siempre la más dura.

El domingo me desperté temprano. Siempre me cuesta acostumbrarme a la llegada de la primavera y su explosión de luz y me despierto tan pronto como se cuelan los rayos del sol por la ventana. No sé como lo hacen pero consiguen saltarse las persianas y me sacan de mi sueño. Como no me apetecía quedarme en la cama bajé sobre las ocho a la cocina y me puse a preparar Beignets al estilo del Cafe du Monde. Los Beignets son como buñuelos. Los comí por primera vez en Nueva Orleans, cuando estuve de visita en el 2004. He estado probando diferentes recetas hasta que he dado con la que me convenció. La preparación requiere su tiempo y me dediqué a matar los tiempos muertos escribiendo anotaciones para cuando me marche de vacaciones en mayo.

Cuando terminé de preparar mi lujoso desayuno, me di un gran banquete y como el día se prestaba salí al jardín para inaugurar la temporada y comenzar a trabajar. Mi plan era muy sencillo: cargarme un arbusto que no me gusta y hacer espacio para poner en su lugar un manzanero o algo que produzca sustancias comestibles. La primera fase fue sencilla. Corté todas las ramas, las troceé y dejé solo las raíces y la parte inferior del tronco. Estaba rondándolo y tratando de averiguar la forma de sacarlo del suelo cuando apareció mi vecino y se vino a ayudarme.

Raíces del arbusto
Raíces del arbusto, originally uploaded by sulaco_rm.

El hombre está retirado pero está claro que de jardinería sabe dos ratos más que yo. Se trajo su pala y entre los dos logramos sacar las raíces enormes del arbusto. Yo para cuando terminamos estaba exhausto y maldecía la hora en la que se me ocurrió la idea. Mi vecino me dijo que tenía que dejar secándose durante un par de semanas aquel mastodonte de tierra y raíces y ayudado por la lluvia que caerá esta semana, quitarle toda la tierra. Yo asiento sin creérmelo.

A esas alturas se nos había unido su mujer, otra vecina y nos tomábamos un cafelito mientras todos opinaban sobre mi jardín y escuchaban mis planes para esta temporada. Les conté que quería quitar dos pinos que formaban un muro verde en medio del jardín y que me hubiera gustado ponerlos al final del mismo, cerca de la valla, pero visto el esfuerzo que hay que hacer decidí sobre la marcha que es menos sacrificado comprar pinos nuevos y matar a estos dos a disgusto. El hombre me miraba y sin decir nada se puso a apalancar uno de los pinos y antes de darme cuenta los teníamos en el suelo y él estaba abriendo el agujero para transplantarlos y ponerlos al final de mi jardín. Yo alucinaba en colores. Me fui corriendo a ayudarlo y más que nada detenerlo pero no hubo manera.

Cuando los pusimos y contemplé con asombro y alegría mi nuevo muro noreste pensé que todo había acabado. Le dije que me faltaba un pino para completar la otra parte de mi barrera vegetal y como él sabe que quiero cargarme el jardín de la parte delantera de la casa, me agarró por las orejas y me llevó allí y sin explicarme nada se puso a sacar uno de los pinos que hay en en ese lado. Como es muy grande y no lo podíamos meter por la casa tuvimos que dar una vuelta al vecindario con una carretilla pequeña que tengo arrastrando el pino mientras todo el mundo nos daba consejos de bricomanía, que la gente para eso sí que sabe. Llegamos de nuevo al jardín, hicimos un nuevo agujero y plantamos el pino, completando el muro del lado noroeste.

El muro noroeste del jardín
El muro noroeste del jardín, originally uploaded by sulaco_rm.

El hombre seguía enralado y aprovechó para obligarme a podar una enredadera que en su puta vida ha dado una flor y que se agarra del arco de mi puerta trasera.

El muro vegetal del jardín
El muro vegetal del jardín, originally uploaded by sulaco_rm.

Yo alucinaba en colores y no me podía creer que todos mis planes de rediseño estuvieran ya ejecutados. Miraba y volvía a mirar hacia el lugar en el que una hora antes no había nada y veía ese enorme y glorioso muro verde. Su mujer aprovechó para traer un segundo café y volvió a comenzar la tertulia.

Después volvimos al sitio en el que comenzó todo y pusimos unas cuantas plantas pequeñas que quitamos del otro lado del jardín y lo dejamos preparado para poner un manzanero que espero comprar pronto. No quiero nada muy grande, procuraré que no levante más de dos metros del suelo porque no me apetece volver a tener un mastodonte en ese sitio, quiero luz y espacios amplios.

El lugar para el manzanero
El lugar para el manzanero, originally uploaded by sulaco_rm.

La sorpresa me la llevé cuando encontré una casita para nido de pájaros. Anteriormente estaba tapada por los dos pinos que estaban en ese lugar y nunca la había visto. Espero que este año alguno de los miles de pájaros que viven por mi barrio la elija para crear hogar. Ya les he puesto agua limpia en su bebedero.

Después salí al parque infantil que hay detrás de mi casa para mirar como ha quedado:

Mi casa desde el parque infantil
Mi casa desde el parque infantil, originally uploaded by sulaco_rm.

Con los tres nuevos pinos hay una barrera verde que separa mi jardín de la zona en la que juegan los chiquillos y espero que sirva como medida disuasoria para los gatos que se juegan la vida al entrar en mi casa. En total estuve casi tres horas trabajando en esta primera sesión de jardín y ya he realizado casi todas las obras que requerían movimiento de plantas. Me falta nada más que hacer una pérgola para mi parra y con eso y las sesiones regulares de limpieza, podado y cortado de césped creo que tendré un verano bastante tranquilo.

12 opiniones en “La primera vez ??”

  1. Con vecinos así da gusto.
    Los pinos suelen ser fáciles porque tienen una sola raíz pivotante, lo jodido son los arbustos como el que sacaste de raíces múltiples, esos dan mucho trabajo.
    De todas maneras el césped lo tendrás que cortar a menudo en el verano ¿No? Yo lo tengo que hacer un par de veces por semana.Claro que el clima y la variedad de césped es determinante, el mio es grama.
    Salud

  2. Ahora solo falta una manita de pintura a la valla para que quede todo más bonito. Mira a ver si te encuentras a algún vecino pintor que te haga la gracia.

  3. Genín, el césped lo corto una vez por semana cuando empiece a hacerlo, que será dentro de quince o veinte días ya que aún no ha comenzado a crecer. Mi vecino me dijo que tengo que hacerle algo primero, pero me lo explicó en holandés y no me enteré de una mierda.

    Montse, según el mismo vecino, esa valla no se pinta, es de una madera muy especial. Estuve por quitarla y al hombre casi le da una taquicardia. Aparentemente la valla es una inversión más valiosa que mi desastre financiero en la bolsa.

    Oria, les suministro agua a destajo y desde ayer estamos en la temporada de lluvia y mi jardín ahora parece un arrozal. Si no agarran no será por agua. En tres o cuatro semanas cortaré un poco el más largo para igualarlo con los otros.

  4. Te ha quedado muy bien. El sábado mandé a mi santo limpiar las piedras del jardín. Nadie lo había hecho durante 5 años: chorro a presión de agua y paciencia. Un día de estos le echaré un preparado antialgas. Además tengo que echar arena para que los adoquines no se suelten. Tenemos un minicésped.

    Lo que creo que tienes que hacer es verticuteren. Búscalo en la página de online tuineren. Además nosotros echamos gazonmest y nuevas semillas de hierba. También hay que echar calcio (kalk). Regarlo y no pisarlo durante algunos días.

    A la valla quizás puedas echarle un aceite especial.

  5. Te quedó muy apañado. La valla ni se te ocurra quitarla, a eso siempre hay tiempo. 😛

    A ver que arbolito plantas que te de frutos. 🙂

    ¿Tienes la receta de los beignets en el blog?

  6. muy bonito ta quedao
    si quieres, cuentame de qué madera es la valla y te aconsejo el acabado. Entiendo una miajica del tema.

  7. ¿Hace mucho que tienes esos “pinos” en el jardín? Te lo digo porque por el tipo de ramita parecen los que aquí se llaman “tuya” o “thuja”. En casa plantamos todo el perímetro con arbolitos como ese a intervalos de 50 cms. En su día (2002) medían un par de cuartas de altura. Hoy miden unos tres metros y medio de alto y algunos hasta metro y medio de ancho. Hay que podarlos pronto y frecuentemente, sino las ramas de los lados se hacen muy gordas y cuando podas, se ven los troncos de las ramas cortadas sobresaliendo y hace feo. Pregunta por si acaso…

  8. No crecen mucho y están todos bajo control. Por mi casa pasan maestrillos de jardinería varias veces al año y todos agarran las herramientas y cortan aquí o allá. Y cuando todo eso falla, mi vecino se lo curra. El único que creció desmedidamente fue el que se ve cortado en la foto de la raíz. Ese era enorme (5 metros de alto) y anchísimo. Me lo cargué poco a poco y aún sigo poniendo partes del mismo en el contenedor de basura. Me falta sacar las raíces del suelo, algo que igual hago este año.

    Ah y la receta de las beignets aparecerá esta o la próxima semana.

Comentarios cerrados.