La Proxima Piel

La Proxima PielEste año, justo después de mi regreso de las vacaciones en las Filipinas, se celebraba en Amsterdam el Amsterdam Spanish Film Festival y con la emoción tan grande por ir a ver cine de la patria, organicé una triple sesión el sábado de esa semana. La selección de este año, al menos de las películas a las que podemos entrar con el carné de abono ilimitado ha sido patética, películas tan malas que me han hecho cuestionarme mi asistencia en años futuros. La primera de las películas que vi fue La Proxima Piel y si te quieres ahorrar lo que viene a continuación, decir que esta la clasificamos en el grupo PUTA MIERDA DEL COPÓN.

Un julay comemielda te amarga el día sin chimpún

Después de ocho años desaparecido o así un chiquillo que ahora es adolescente al parecer está en Suiza y lo devuelven a su madre o algo parecido. En esos ocho años las cosas han cambiado en casa y con él, que si antes era un niño, ahora es un gilipollas. No se sabe muy bien de qué va la cosa pero te sugiero que te lleves un protector de cuello para que duermas más a gusto.

Esto es un engendro creado por y para los sub-intelectuales con GafaPasta. Es una película de esas en las que el plano que vemos tiene una segunda y una tercera interpretación que solo aparecen si piensas en aquello que no estás viendo y lo transformas a través del cristal del culo de una botella de agua Firgas o algo así. Es tan lenta que creo que bostezaba en los primeros sesenta segundos y después solo luché para evitar dormirme más de ocho veces. Me aburrí. La historia es simplona, los personajes que rodean al chaval no están definidos, aparecen y desaparecen sin razón aparente y esa falta de conexión se ransmite al espectador, que nos aburrimos tanto como ellos. Tenemos a la madre, que supuestamente ha recuperado a su hijo perdido pero a la que parece que no le importa un carajo y el hijo no se sabe muy bien si es gilipollas por haber sido educado así o de nacimiento. Mi tedio fue absoluto y salí del cine asqueado por una película que por supuesto ganó y ganará premios en los festivales a porrillo pero no está hecha para que la veamos los mortales a los que nos gusta el cine y que nos cuenten una historia. Ni me acuerdo ni me interesa recordar quienes eran los protagonistas. Solo espero que el que hacía del chaval no vuelva a trabajar en cine en su vida y que lo convenzan para que vuelva a la construcción, a la delincuencia o a lo que quiera que hacía antes de este desafortunado producto.

Dudo que haya estado en cines a los que van los miembros del Clan de los Orcos y dudo que haya hecho dinero para recuperar la inversión. Si eres un sub-intelectual con GafaPasta, esto es lo tuyo y por mi, ojalá y ajolá y te ahogues en tus propios vómitos mientras las estás viendo.

01/10

Una respuesta a “La Proxima Piel”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *