La quiniela de los Oscars

La principal de mis adicciones no es el alcoholismo, como dice siempre mi amigo el Rubio cuando hablamos. En mi caso es el Cine y gracias a esto, el mejor blog sin premios en castellano es también el único en el que el año pasado se habló de casi doscientas películas, ya que a la chita callando, fui a ver doscientas trece a cines repartidos por todo el mundo. La anotación de hoy es además una gran tradición en Distorsiones y esta es la UNDÉCIMA quiniela que hago eligiendo mis ganadores de los Oscars y por descontado, fallando un montón. Como la endogamia y el ombligismo son virtud, si alguno quiere ver mis quinielas pasadas puede viajar a los años 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 2014 y 2015.

En este momento, de las ocho mil trescientas cuarenta y tres anotaciones publicadas, mil seiscientas cuarenta y tres hablan de Cine y pese a tanto hablar del tema, sigo pensando que soy un puto inculto que por suerte, ni nació en truscoluña ni tengo genes truscolanes en mi familia.

Pasemos sin más a la quiniela que por si alguno no conoce el sistema, actualizaré mañana con los resultados:

  • Mejor película: De las ocho nominadas, he visto siete y para mí la mejor es Spotlight, aunque estuve a punto de dárselo a El renacido – The Revenant, que parece ser la favorita, pesa mucho que la primera sí que tiene un guión potente y la segunda es una sosa historia de venganza sin tema alguno y lo más interesante que sucede es por las condiciones brutales del entorno y sus habitantes. De no ser por estas dos, me habría encantado que se lo den a Mad Max: Furia en la carretera – Mad Max: Fury Road, una fabulosa historia de acción y ciencia ficción o incluso a Marte – The Martian, que aunque muchos dicen que es lenta y no pasa nada, nos cuenta una bonita historia. Realmente no tengo una película mala entre las que están nominadas (descontando la que no he visto) ya que La gran apuesta – The Big Short también me gustó un montón y aunque en menos medida, también creo que tanto El puente de los espías – Bridge of Spies como La habitación – Room son muy buenas películas. ACTUALIZACIÓN: Acerté. Cualquier julay que se haya visto siete de las ocho nominadas como yo he hecho sabe perfectamente que esta es la mejor película y que explica claramente las maneras criminales y mafiosas de la iglesia católica cuando se trata de proteger a sus curas pederastas. Esta película debería ser obligatoria todos los años en clase de religión.
  • Mejor director: Por segundo año consecutivo, mi voto es para Alejandro G Iñárritu por El renacido – The Revenant. Puede que sea una contradicción pero conseguir una historia fascinante sin tener un buen guión detrás y crear escena tras escena increíble y fabulosa tiene su mérito. El lugar, la luz, los encuadres, todo en El renacido – The Revenant perfectamente medido y funciona para crear una película fantástica. También merece ganar George Miller por Mad Max: Furia en la carretera – Mad Max: Fury Road. ACTUALIZACIÓN: Esta sí que no me la esperaba. Acerté. Pensé que tirarían por alguno de los otros directores y no verían la grandeza de crear un gran producto visualmente perfecto y que sin embargo, en su corazón es algo fallido.
  • Mejor actor principal: Esto ya parece una tradición, ya que hace un par de años era mi favorito. Para actor principal, ninguno lo merece tanto como Leonardo DiCaprio por El renacido – The Revenant. Se lo curró, sufrió e hizo un trabajo excelente. Me decepcionaría bastante que se lo den a Eddie Redmayne por su papel de reinona y definitivamente, el mundo se debería acabar si se lo dan a Michael Fassbender por su trabajo en Steve Jobs. ACTUALIZACIÓN: ¡Toma, toma y toma! Ganó el Leonardo y por fin se recupera del disgusto del Titanic. Super-merecido. Ahora a por el segundo.
  • Mejor actriz principal: Por suerte he podido ver La habitación – Room antes de los Oscars y mi favorita, sin ningún tipo de dudas es Brie Larson. Borda su papel como presa y madre y nos hace creer que aquel cuarto en el que está secuestrada es prácticamente un mundo. Está fabulosa y se lo merece. A Charlotte Rampling le podrían dar un premio por el tostón del año, 45 años – 45 Years, tremenda película aburrida cristiano. ACTUALIZACIÓN: ¿Qué coño está pasando aquí? También acerté. CUATRO de cuatro. Esta también era fácil de adivinar visto que una hacía de machorra, otra era una vieja haciendo de vieja, la tercera hacía de la chica de los juegos del hambre metida a empresaria y la cuarta no tengo ni puta idea porque ni se ha estrenado la película.
  • Mejor actor de reparto: Sylvester Stallone por Creed. La leyenda de Rocky – Creed. Aquí no hay discusión y espero que la academia se disculpe por haber nominado a otros. Este Oscar se lo merece ese hombre y no tenemos nada más que añadir. Al día siguiente cuando vea los mejores momentos, pienso apuntar los nombres de todos aquellos que no se levanten a ovacionarlo o le besen las uñas negras de los pies y se van a cagar con el arsenal de velas negras que he acaparado para las sesiones masivas de mal llu-llu que les voy a hacer. ACTUALIZACIÓN: EL DISGUSTO Y LA DECEPCIÓN. Quiero que quede constancia que me cago en la puta que parió a todos y cada uno de los miembros de la academia que no votaron por este pedazo de actor que nos ha dado muchísimos de los mejores momentos de acción de las últimas décadas. Y además le dieron el Oscar a uno que hace un papel mediocre que no veas.
  • Mejor actriz de reparto: Rachel McAdams por Spotlight. Fabulosa en un drama muy intenso y bien narrado. Es capaz de transmitirnos el horror de lo que encuentra en sus investigaciones sobre los josdeputas tocadores de niños de la iglesia católica en su ciudad, una mafia asquerosa y deleznable cuyo cabecilla, el cardenal que controlaba el cotarro, en lugar de pegarle un tiro en la nuca y que vaya al encuentro de su Dios, lo cambiaron a una de las cinco basílicas papales de Roma, con lo que si tienes niños y vives en esa ciudad, yo tendría muchísimo cuidado porque el diablo está allí mismo. ACTUALIZACIÓN: Otra que no he acertado. Se lo dieron a Alicia Vikander por su papel de ama de casa desesperada que se hace una experta en usos alternativos de zanahorias y pepinos cuando su marido no es que le salga mariquita o maricón, es que se le pone el miriñaque y quiere que le afeiten la aleta del tiburón, que es básicamente el resumen de la historia de La chica danesa – The Danish Girl.
  • Mejor guión original: Vaya, de las cinco nominadas, a dos les di la máxima puntuación, a dos les puse un 9 y a la quinta un 8, con lo que parece que coincido con la academia en que son películas muy buenas. Creo que me quedo con Spotlight, escrito por Josh Singer & Tom McCarthy porque han logrado hacer una historia que no te deja indiferente y que te abre los ojos si es que aún vivías en la negación. ACTUALIZACIÓN: Otra que he acertado, estaba clarísimo que esta historia es un pasote y se merecía también el premio a la misma.
  • Mejor guión adaptado: Aquí probablemente tiro por el camino que no sigue nadie pero de entre las cinco películas, yo me quedo con el guión adaptado de Marte – The Martian escrito por Drew Goddard. Habiendo leído el libro, creo que el colega hizo un trabajo fabuloso en respetar la historia y convertirla desde un medio a otro. En el camino, en lugar de pensar en las cosas que se dejó atrás, añadió nuevas que hicieron de la película una de las más interesantes del año. ACTUALIZACIÓN: Sabía que iba a fallar. Se lo dieron a Charles Randolph y Adam McKay que crearon la fascinante y amena La gran apuesta – The Big Short.
  • Mejor película de animación: Del revés – Inside Out. De las cinco solo he visto dos de ellas y esta me pareció original y fantástica, todo un descubrimiento. Además, devolvió algo de dignidad a unos estudios que se estaban dedicando a hacer segundas, terceras y cuartas partes y que parece que se olvidaron de innovar. ACTUALIZACIÓN:Vuelvo a acertar, aunque hay que ser extremadamente disminuido cerebral para no saber que esta sería la ganadora.
  • Mejor diseño de vestuario: Esta es una de esas categorías en las que miras los nominados y te da un poco igual. Entre lo que hay para elegir y dado que en El renacido – The Revenant no hay nada espectacular y parecen vestiditos en el Primark, me quedo con los diseños que hizo Jenny Beavan para Mad Max: Furia en la carretera – Mad Max: Fury Road, un peliculón que nos sorprendió de muchísimas maneras a todos. ACTUALIZACIÓN: Joder como voy, también acerté con el vestuario, aunque claro, tampoco era difícil cuando descartas una película porque el tío no se cambia de ropa y se dedica a ensuciarla metiéndose dentro de animales, a otra peli porque es un travelo que se pone la ropa de su mujer, otra porque es una tortillera que quiere restregar el coño con una que le pone los pezones como piedras de hielo y una película con trajes que parecen sacados de la gala del Carnaval de las Palmas, lo que queda tiene que ganar por cojones.
  • Mejor montaje: De entre los nominados, yo me quedo con Stephen Mirrione por El renacido – The Revenant, ya que sabiendo que tienen algo no muy sólido, lograron hacer un producto increíble y una gran parte de la fuerza visual y narrativa de esta historia está en el montaje. ACTUALIZACIÓN: Otra que fallé, aunque tiene sentido que lo ganara Margaret Sixel por Mad Max: Furia en la carretera – Mad Max: Fury Road.
  • Mejores efectos visuales:Ya dice el refranero español que fuera de truscoluña, la cabra tira para el monte y por eso, a nadie le tiene que extrañar que aquí, aunque me hayan gustado todas las películas y creo que a las cinco nominadas les he puesto un diez cuando hablé de ellas, el premio se lo doy a Roger Guyett, Patrick Tubach, Neal Scanlan y Chris Corbould por Star Wars: El despertar de la fuerza – Star Wars: The Force Awakens. ACTUALIZACIÓN: Otro disgusto, se lo dieron a Andrew Whitehurst, Paul Norris, Mark Ardington y Sara Bennett por Ex Machina, película que es bueno recordar que fue excelente y que espero que ya hayan visto todos.
  • Mejor Fotografía: En esta categoría si es verdad que existe la justicia en el universo le tienen que dar el Oscar a Emmanuel Lubezki por El renacido – The Revenant. A falta de un guión sólido, la película se sostiene por el montaje intenso y por una fotografía fantástica. ACTUALIZACIÓN: Parece que esto lo teníamos todos bien claro y acerté.
  • Mejor Banda Sonora: Regresa una categoría que había ninguneado en años anteriores por desinterés. Que le den por culo a todos, este hay que dárselo al Dios de las bandas sonoras, a John Williams por su regreso a una saga muy querida con Star Wars: El despertar de la fuerza – Star Wars: The Force Awakens. Lo siento mucho por Ennio Morricone pero al tostón de Tarantino le sobra hora y media de metraje y de música. ACTUALIZACIÓN: Me parece que voy a volver a ningunear esta categoría en años venideros, visto que en la academia han considerado que merecía ganar Ennio Morricone por la música que hizo para el tostón de Los odiosos ocho – The Hateful Eight, pelciula a la que le sobra tanto metraje que se podría quedar perfectamente en un corto de tres minutos y aún nos contaría la misma historia.

Todos sabemos que hay más categorías por las que muestro un interés cercano al cero más absoluto y que por tanto, descartamos. Mañana actualizaré la anotación con los ganadores y veremos como fue mi quiniela.

ACTUALIZACIÓN: Ya he puesto el ganador en cada una de las catorce categorías en la que hice de pitonisa y parece que he acertado ocho, con lo que no lo he hecho tan mal, aunque el disgusto por el mejor actor de reparto no me lo quita nadie.

9 opiniones en “La quiniela de los Oscars”

  1. Ya puse los resultados y quiero aprovechar y aprovecho para cagarme en todos los muertos de los que no votaron a STALLONE como mejor actor de reparto. Espero que revienten con todo tipo de cáncer y que sus hijas les salgan más putas que la gallina turuleta y sus hijos más chaperos que Ramiro el peluquero.

  2. Increíble, pero si el Oscar para Stallone estaba mas que cantado, hasta yo que no soy fan suyo, como tu, deseaba que se lo dieran, era un poco como el que dan de honor en reconocimiento a su veterania y largo curro, y mira tu, comparto tu sentimiento y también me cago en tos… 🙁
    Salud

  3. Por esa regla de la veteranía, se lo dieron a Enio Morricone, que solo tenía uno de honor. ¿Justo? nadie habló aquí de justicia.
    Y ahora una duda que me acaba de surgir: ¿Quién es Ramiro el peluquero?

  4. Un julay de la Isleta que tenía silicona en las tetas y pelo en el pecho, era la androginia en estado superlativo. Hace eones que no lo he visto, igual hasta se depila el pecho ahora, aunque debe rondar los sesenta años y seguramente la silicona ya le cae hasta el ombligo

  5. La ventaja o desventaja de la silicona es que no se cae, amiguito.
    Alguien cercano a mí está operado con una reconstrucción de mama, tiene 60 y pico años, y hace tiempo buscando un escote me decía que lo tenía complicado porque tenía una teta de 60 y la otra de quinceañera! 😉 La piel puede aflojar un poco, pero la silicona es un globo casi inmutable!
    Eso si, yo también espero que tu colega se depile el pecho, porque dos balones peludos a esa altura no molan nada de nada.

Comentarios cerrados.