La roca enorme de Magpupungko

Además de las piscinas naturales, una de las cosas que se pueden ver en Magpupungko es la enorme roca de la foto que parece que se quedó sin fuerza durante su caída y no consiguió seguir rodando hasta el mar. A los filipinos les fascina hacerse mil millones de fotos bajo la roca, posando en todo tipo de posturas. Tengo clarísimo que tarde o temprano, un tifón de esos que tanto molan por aquellos lares la bajará de su pedestal y la acercará aún más al mar. Había gente que aprovechaba también la sombra de la roca para guarecerse del sol.

Una respuesta a “La roca enorme de Magpupungko”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.