La saga crepúsculo: Amanecer (Parte I) – The Twilight Saga: Breaking Dawn – Part 1

La saga crepúsculo: Amanecer (Parte I) - The Twilight Saga: Breaking Dawn - Part 1Estando este fin de semana en Estambul, no podía dejar de ir al cine con mi amigo el Turco. Ya lo he comentado que es una de las personas con las que más veces he ido al cine en mi vida y siempre que nos vemos, buscamos una sala y entramos a ver algo. El sábado queríamos ir pero no nos poníamos de acuerdo con la película. El no ha visto ninguna de la Saga Crepúsculo y como que no le interesaba comenzar por la cuarta. Al final la que decantó la balanza fue su mujer, que se ha leído los cuatro libros y no ha ido a ver las pelis porque él no quería acompañarla. Nos pusimos nuestras camisetas de Team Edward, compramos las entradas por Internet para elegir los sitios, no hacer cola ni mezclarnos con el populacho y a la hora a la que comenzaba la película entramos en la sala. En Turquía lo de la publicidad antes de la película es EXCESIVO. Tuvimos TREINTA Y DOS minutos de propaganda previos. Mientras esperábamos, allí dentro habían las manadas de chamas que siguen a Edward y los julandrones de Jacob. También vimos mucha parejita melosa, supongo que animados por ese trailer que recalca con mucho detalle que se casan de una puta vez y que alguien moja en la peli. Hasta una mente poco brillante ya sabe que estoy hablando de The Twilight Saga: Breaking Dawn – Part 1 pero lo repito por si acaso. En España también se ha estrenado este fin de semana con el título de La saga crepúsculo: Amanecer (Parte I).

A la julay calientapollas por fin le pinchan el piporro y le cae una buena lefada

¡Por Dios! Hay que leer hasta el cuarto libro para llegar a ese momento en el que Edward monta a Bella y cabalga sobre ella rociándola completamente con su zumo del amor y con tan mala suerte que la preña a primera lefada. Como su leche mangorra tiene calcio y vitaminas varias, el embarazo se acelera que no veas y ella se pone al borde de la muerte. Los lobos se rebotan un montón y los vamipros aparecen divididos mientras Edward y Jacob barajan la posibilidad de salirse del armario y mudarse a España para poder casarse y adoptar niños o algo parecido.

Cuando empezó la película con toda la melosidad de los preparativos de la boda, yo pensé que mi amigo el Turco se marchaba de la sala. Su mujer gemía al ritmo que marcaban las otras hembras de la sala. Por suerte la historia va cogiendo ritmo poco a poco y para cuando llegamos al final, es una muy buena película de acción, con toques dramáticos y amor empalagoso. Esta es la historia que más se ha desviado del libro, es decir, no es que se salten unas cosas y se olviden de otras, es que se han inventado una realidad paralela en la que las cosas que ponen no tienen mucho que ver con lo del libro. De lo que se trataba era de meter más acción en una película que parecía condenada a ser nada más que un drama con desgracias varias tras una boda muy pija. Aunque pueda parecer una blasfemia, los cambios funcionan muy bien, le dan dinamismo, cambian el punto de vista hacia algo más que el amor ese sin fin que no se acaba ni en el primer ni en el segundo ni en el tercer libro (y película) y también por primera vez nos permite fijarnos mucho más en los personajes secundarios, como los otros lobos o los hermanos y hermanas del chupacabras. Merece la pena destacar que Ashley Greene se está poniendo más buena que un bollicao y que le roba planos por un tubo a Kristen Stewart, de la que siempre tengo la sensación de que sufre tanto por haberse endiñado el tampón por el orto y lo tiene atravesado en el intestino grueso. En esta ocasión la demacraron un montón, ya que su papel lo requería y la pusieron como a sudar y a mirar a la cámara con unas ojeras como de vividora trasnochadora.

Si te has leído los libros y has visto las tres películas anteriores, es una buena continuación. Jode un poco que hayan cortado y nos obliguen a esperar un año para conocer el desenlace pero bueno, al menos la historia no se nota demasiado estirada y te lo pasas bien, que es de lo que se trata. No es cine como para nominar a los participantes a los Oscars ni una de esas películas que nombrarán en los libros que repasen la historia de este arte en el futuro pero aún así, merece la pena acercarte al cine a verla.

Se agradece que no nos hayan obligado a ponernos gafas para verla en 3D ya que la historia no lo necesitaba. Esto es un taquillazo y como tal, puedes abrir la ventana y lanzar el grito de invocación para que todos y cada uno de los miembros del Clan de los Orcos queden convocados, con parientas incluidas, ya que a esta sí que las pueden llevar y así podéis aullar todos juntos.

08/10

5 opiniones en “La saga crepúsculo: Amanecer (Parte I) – The Twilight Saga: Breaking Dawn – Part 1”

  1. Paso. No me gustan los actores, no me gusta la historia… no es para mi. Al menos tú has pasado un buen rato de cine.

  2. Ashley Greene no se explotaba tanto por el cabello tan cortito, se suelta la melena y seguro que da de que hablar… besitos.

  3. Acabo de ver las tres pelis juntas en este fin de semana y voy a ver si veo esta para ver como va la cosa.

  4. Beurk!!! Esta vez no comparto ni el 10% de tu opinión! Vi las tres primeras, por obligación familiar, y no es una excusa ya que yo también tengo a veces días tontos y me gustan pelis raras! Mala película ésta ! Agua de rosas hasta la nausea, la primera me pareció original y esta última incomprensible y lo voy a dejar en esto porque estaba tan cabreada al salir que podría adjetivar hasta el infinito.

  5. Evelyne, es que seguro que tú no eres FANS de verdad. Yo fui con la Chinita y en la boda mojó las bragas de puro gusto, que no es que yo lo viera porque estaba muy obscuro, me lo dijo. Como yo solo me he leído el libro unas once veces, la historia me pareció un resumen muy creativo del original, el cual terminé de escuchar nuevamente la semana pasada.

Comentarios cerrados.