La saga Crepúsculo: Eclipse – The Twilight Saga: Eclipse

 La saga Crepúsculo: Eclipse - The Twilight Saga: EclipseDesde que en el año 2008 me leí los cuatro libros de la saga Crepúsculo se convirtieron en mis favoritos y hasta el momento creo que he devorado cada uno de ellos más de diez veces. Son puro entretenimiento y algo melosos y encima hay vampiros que son una de mis debilidades. A rebufo del éxito literario llegó la película Twilight ? Crepúsculo y después The Twilight Saga: New Moon ? La saga Crepúsculo: Luna Nueva. Ambas me parecieron entretenidas y aunque no es como para flipar con lo bien hechas que están, reconozco que adaptar al cine siempre es difícil y hay que cortar mucho y en ambas historias se hizo lo que se pudo. En estos días se estrena The Twilight Saga: Eclipse, la tercera parte y que en español se llama La saga Crepúsculo: Eclipse y no he querido dejar pasar la ocasión y fui a verla tan pronto como se estrenó.

Una julay que quiere que le borren el cerolo sexual monta una verbena en el barrio e invita a toda la chusma de Vecindario y claro, allí se arma la de Dios

En el tercer capítulo de esta serie Bella ya parece más relajada porque la van a convertir en vampiro y se dedica a restregarse contra Edward mientras el Jacob trata de ponerle la pierna o alguna otra cosa encima porque no tiene un buen perder. Alrededor de este trio siguen surgiendo lobos y más lobos porque en el poblacho de los indios deben haberles cambiado los cereales para desayunar. A todas estas la Victoria sigue emputadísima porque le mataron al novio en la primera película y organiza un ejército de jinameños recién salidos de Chirona que no saben muy bien lo que han de hacer pero a los que les han dado a oler las bragas de la guarrilla de la Bella y claro, con tanto flujo vaginal furto de la desesperación por tener a los dos machos más potentes a sus pies y sin embargo ver como se le seca el higo esas bragas son poco menos que nucleares y la banda de jinameños correrá como alma que se quiere llevar el diablo para pillar a Bella y quitarle ese sufrimiento tan grande.

Por fin el personaje de Bella deja de ser la tonta esa que folla menos que Spider-Man (mirar también aquí y aquí) y parece ser capaz de tomar decisiones y calentar a los machos con algo más que miradas tontas y frases bobas. Eso sí, no es que tenga mucho éxito ya que se pasa media película abriendo y cerrando los muslos dejándose olvidadas las ropas de los bajos delante de los dos totorotas bonitos y es que no hay manera de que culmine su sueño, que no es otro que sentir como se la endiñan hasta los pelos de los güevos y más allá mientras por detrás suena música de las pencas zorronas esas del grupo KK-Narias ya que el chamo se lo tendrá que hacer en el coche tuneado que se compró y que estará pagando durante diez años.

Todo lo que gana Bella en iniciativa lo pierde el Edward que ahora parece una de esas tías a las que les gusta que su novio les peguen y que aguantan lo que les echen. Echa sus miradas de cordero degollado, dices sus frases empalagosas con la cabeza ladeada y se frota con ella pero cuando la chica está que chorrea babas por el potorro, se separa y no sé, yo no quiero ser mal pensado, pero es que este y el Jacob como sigan así acaban juntos en la cama y a ella que le den un pepino y se auto-consuele. Y así llegamos al metrosexual del Jacob, depiladito y que más bien parece que lo echaron del armario hace mucho tiempo y está usando a Bella para conseguirse el novio rico que siempre quiso tener. No hay escena en la que no aproveche para quitarse la camisa, sobre todo si Edward está delante.

Con un trío tan peculiar y una mala de las que hacen época tenemos una buena historia en la que se van alternando los momentos empalagosos con escenas de acción y peleas geniales y parece que por fin la historia va tomando camino y todos sabemos que esto solo puede acabar en un catre con un agujero bien relleno aunque aún no sabemos si será el de Bella o el de Edward. En la próxima película hay bodorrio y no veas como me pica la curiosidad por saber quien llevará el traje de novia. También parece que esta vez decidieron tomarse la cosa más a cachondeo y hay toques de humor que no aparecían en las dos películas anteriores y aunque los libros son muy superiores, sigue siendo una película entretenida que podremos ver varias veces durante el verano.

Recomendadísima para los seguidores de la saga Crepúsculo y también para aquellos que han visto las dos anteriores. Que nadie se espere sofisticadas tramas y actuaciones legendarias. Esto es carne de circo, entretenimiento para las masas y cumple con lo prometido.

08/10

3 opiniones en “La saga Crepúsculo: Eclipse – The Twilight Saga: Eclipse”

  1. Sinceramente me parecen unos actores pésimos. Y encima el lobito es prácticamente menor de edad, así que tengo que retirar los pensamientos lascivos de la ecuación. Edward es el vampiro más inexpresivo que he visto, parece que tiene la cara de cera, y no solo por el color y la brillantina. No es lo mío la saga esta.

  2. Virtuditas, Edward se convirtió en vampiro cuando lo mató Voldemort en Harry ChapaPotter. En sus tiempos de humano era el novio de la que estuvo acosando al mismísimo Harry ChapaPotter y su varita mágica.

Comentarios cerrados.