La semana pasada en Distorsiones

En estos tiempos de clima tan loco ya ha llegado El primer día con el abrigo y un par de días más tarde estábamos a veinte grados. Esto no hay quien lo entienda. En fin, quizás lo más relevante de la semana pasada fue la nueva foto de familia de mi Equipo fotográfico en la que podéis ver a casi todos los que son y están.

La opinión general de todos aquellos que me han visto en estos días es que tengo aspecto de estar agotado. No sólo lo tengo, es que estoy agotado. Voy renqueando de día a día y hasta finales de Octubre no creo que me recupere. Para mantener el ritmo sigo tirando de fondo de archivo y de fotos que no requieren grandes explicaciones. Una de ellas la tomé cuando estuve en Gran Canaria a finales de Agosto y es de Mi amigo POP.

Esta semana volvieron a asomarse los Desvaríos por aquí y lo hicieron con una nueva anotación en el Hembrario, el cual llevaba meses en silencio. A la lista de caracterres descritos se han añadido las Pacharconas.

Otra de las series que se están desarrollando es la de bicicletas y en ella completamos la foto de la semana anterior con otra similar llamada De parranda en bicicleta en la que se puede ver más claramente la forma en la que uno puede beber y hacer ejercicio al mismo tiempo.

Seguimos viendo fotos de Oostvaardersplassen. Esta semana fueron Hay tanto que comer, Martín Pescador, El martín pescador alza el vuelo, Buscando una presa y Cuando llueve no es tan fácil cazar. Esta serie se ha alargado bastante porque tengo más de mil fotos para elegir y me apetecía cambiar de sitios turísticos a animales. Una vez haya terminado es probable que volvamos a visitar Nueva York con más fotos de mi viaje en Mayo/Junio. Tras esto vendrá nuevamente El Club de las 500.

Y terminamos con el Cine. Tres buenas películas. Primero una del oeste llamada 3:10 to Yuma – El tren de las 3:10, después un drama hecho en Estados Unidos por una directora española e interpretado por una actriz española llamado Elegy y finalmente un road trip en la tierra del vino llamado Bottle Shock.

Un último comentario chorra. Ayer navegando por la red descubrí que en estos momentos hay DOS GRANDES CONCURSOS en los que todos aquellos que se miran el ombligo y andan fascinados con la forma del mismo participan activamente. Uno de esos concursos tiene lugar en un periódico gratuito y el otro en algo que no sé como definir pero que contiene alguna forma de comunidad de ombliguistas. Por si alguno de los que leen esto tiene absurdas ideas me gustaría recordaros que Distorsiones es la Mejor Bitácora sin premios en castellano y me gustaría que mantenga ese precioso título por mucho tiempo. Prefiero mirar el universo que me rodea y no mi ombligo así que por favor, ni se os ocurra hacerme ningún tipo de favor y proponer esta página en cualquiera de esos lugares.

3 opiniones en “La semana pasada en Distorsiones”

  1. No te noté la cara de cansado, si apagado pero no sabía que era por el cansancio. Ya lo sé.

    Un besito. Todo bien 🙂

  2. Y sigo igual de cansado. Lo de levantarme a las siete de la mañana para ir a trabajar temprano lo llevo fatal. A partir del 25 de octubre no me vuelvo a levantar antes de las ocho ni de coña.

  3. Pues sí que fue una gran semana, sobre todo por encontrar una preciosa postal procedente de Holanda en el buzon donde muestra unos tulipanes característicos del país, similares a otros que pude encontrar por LAS 500, espero que las semillas que me traje este verano como souvenirs del “Mercado de las flores” me den al menos un resultado parecido …
    Gracias

Comentarios cerrados.