La semana pasada en Distorsiones

Aquellos que no tengan un estómago fuerte no deberían ver la imagen de la anotación Envidia cochina y los que quieran saber qué puede provocar este tipo de envidia tendrán que ver la foto. Otro tipo de envidia la puede producir el paseo fotográfico por el Photokina 2008 que resume nuestra visita de hace algo más de un mes al mayor evento fotográfico del universo.

Aún estáis a tiempo de apuntaros para recibir El postalón de DISTORSIONES, una fantástica tarjeta o postal con una imagen que aún no ha sido seleccionada y que dentro de unos quince días estará en camino hacia las casas de aquellos que la soliciten. Poco más se puede decir de una semana en la que prácticamente no he parado.

Seguimos viendo fotos de setas. Esta semana fueron El trío visto desde el suelo, Dos setas al sol, El sombrero de una amanita muscaria, Un contraste enorme y Coprinus comatus. Aún nos quedan setas para esta semana y parte de la semana que viene y después continuaremos con la mayor actualización hecha nunca del Club de las 500.

Añadí una nueva foto de bicicletas a mi colección, una que fuerza una postura distinta del ciclista ya que va en bici recostado.

Finalmente, el Cine tuvo una de cal viva con Quantum of Solace, una película mediocre y estúpida, otra de cal aún más viva con Nights in Rodanthe – Noches de tormenta o como cagarla hasta el fondo y un peliculón británico llamado Boy A que seguramente no llegará a las carteleras de la mayor parte de ciudades.

En fin, esto fue lo que sucedió por estas tierras. La próxima semana más.