La semana pasada en Distorsiones

La semana pasada estuvo marcada por un Un fin de semana intenso con mi amigo Sergio y su esposa. Después de toda una vida de ruegos POR FIN han venido a visitarme y la verdad que no paramos durante los días que estuvieron por estas tierras. Tras su marcha acabé agotado y sin muchas ganas de hacer nada que no fuera dormitar y recuperarme pero aúna sí, apañé la semana con el ritmo habitual.

El chino está a punto de decirnos adiós y lo hace en su linea habitual, con un Desvarío llamado Chincagaleras en donde vuelve a demostrar por qué es especial.

Terminamos la serie sobre Kinderdijk y sus Molinos de viento y lo hicimos con Una inmensa pista de patinaje, Es un país de viento, En bici junto al canal congelado y Señor de los aires. Esta semana retomaremos la serie sobre Nueva York que interrumpimos cuando se heló Holanda.

Hace tiempo que escribí la Guía no definitiva de la cocina holandesa y poco a poco voy poniendo los enlaces a las comidas holandesas que mencionaba en la misma. Esta semana la sección de Cocinillas ha recibido una nueva recta. Se trata del Stamppot Boerenkool, un delicioso puré de papas que en invierno sabe a gloria.

Hemos tenido una nueva bicicleta, en este caso bastante sofisticada y espectacular. La vimos en Bicicletas cubiertas y es probable que esta semana tengamos otra similar.

Tras casi un año de pausa, vuelven los Mundos extraños, interpretaciones de lugares gracias a la magia de las herramientas de edición fotográfica. El que hemos visitado en realidad son Tres mundos en uno.

Finalmente, Cine, muchísimo cine. Una comedia fantástica llamada Yes Man – Di que si a la que siguió un drama soberbio sobre las relaciones de pareja llamado Revolutionary Road y luego tuvimos un bajón con la pésima Righteous Kill – Asesinato justo para recuperarnos un poco con el drama bélico Valkyrie – Valkiria.

Y así transcurrió la semana.