La semana pasada en Distorsiones

Siempre he tenido la impresión de medio-apagarme durante el mes de agosto, en parte por el calor y en parte por los múltiples compromisos sociales que te tienen al borde del colapso. Duermo menos y salgo más y eso se va notando cuando se acumulan las semanas. En estos días también cocino bastante porque por mi casa cruza más gente y como efecto colateral, me pongo como un boliche. El miércoles tuve uno de esos días en los que terminas preguntándote como lo harán en los restaurantes para sobrevivir y aunque al final fue un éxito, me dejó sin energía para el resto de la semana. El viernes dijimos adiós a un compañero que dejaba nuestra empresa con una cena y el sábado y el domingo pasé por Amsterdam, ciudad que es hermosa en primavera, verano, otoño e invierno. Paseaba por Leidsestraat disfrutando con el bullicio de los turistas y los tranvías que no dejan de cruzar esa calle mientras noté que los colores ya están cambiando y muy pronto llegará el otoño. Te puedes ir Con la música a otra parte y estar en todos esos lugares en casa.

Cambiando de tercio, ya sabemos quienes son los ganadores del regalo del mes de agosto y eso que los de Julio aún no tienen dueño. Terminé el relato del viaje a Estambul con Un regreso a casa de madrugada y durante la semana vimos más fotos de dicha ciudad, con el Grand Bazaar ? Kapaliçarsi, Dentro del Gran Bazar, el Castillo de Rumelia ? Rumelihisari, el Puente del Bósforo ? Bogaziçi Köprüsü, seguimos hacia el norte hasta que teníamos allá al frente el Mar Negro y vimos la preciosa Torre de la doncella ? Kiz Kulesi. Esta semana seguiremos con las imágenes de esa ciudad.

La interminable serie sobre bicicletas recibe una nueva, en esta ocasión una Bicicleta plegable a la holandesa.

Siguiendo la gran actividad culinaria que hay por mi casa, tenemos una nueva receta para la sección de Cocinillas, unas Albóndigas suecas que están para chuparse los dedos.

Finalmente, acabamos con el Cine, con dos películas buenas. Una de acción y angustia llamada A Perfect Getaway y la otra una comedia con algún regusto amargo llamada Away We Go.

Así transcurrió la semana.