La semana pasada en Distorsiones

El viernes comenzaron su andadura Las tarjetas de Navidad de Distorsiones. Todos aquellos que las pidieron tienen una viajando hacia su casa. En total fueron más de treinta y de esas, nueve encontrarán su hogar en los Países Bajos y el resto viajará hacia España y otros lugares del mundo. Aquellos que no reaccionaron a tiempo tendrán otra oportunidad dentro de un año …

El tema de la semana fue el lenguaje soez y vulgar, uno de mis puntos fuertes (según dicen). Lo hemos visto relacionado con el Folclore Nórdico ya que en mis clases por fin, después de años de espera, nos han introducido en el fascinante mundo de los tacos e insultos en neerlandés. Tuvimos más información en Otra ración de tacos. Gana por goleada el español, un idioma mejor preparado para este tipo de tareas.

Continuamos viendo las fotos de Polonia. Acabamos con la serie de imágenes que ilustran la captura de un pescado por parte de un águila marina de cola blanca. Esta semana vimos como 11 ? Coge el pescado y corre, sigue 12 ? A ras del agua con el pescado, vuela tan bajo que 13 ? Ese ala que roza el agua y realmente 14 ? El águila está hambrienta. Tras completar la serie hemos seguido viendo imágenes de águilas, ahora de diferentes momentos de los cuatro días en los que estuvimos en el agua haciendo fotos. Pudimos ver una En picado y también las Ondas que forma una de esas águilas con su cuerpo.

Tras la imagen de la bicicleta de la semana pasada tenemos la misma bici, solo que ahora podemos ver La parte trasera de la bakfiets danesa.

Algo un poco diferente en la sección de Cocinillas. Es una nueva receta que se hace a partir de las sobras de otros platos. Se trata de unas deliciosas Croquetas con las que aprovecháis el Risotto o el Stamppot que os sobra.

Capitalism: A Love Story ? Capitalismo: una historia de amorprecious

Esta semana he visto tres películas en el Cine pero por falta de tiempo solo comenté dos de ellas (y en realidad una de las que he hablado la vi la semana pasada). Se trató del increíble drama Precious: Based on the Novel Push by Sapphire, una historia muy dura sobre una joven que parece tenerlo todo en contra y también vi el documental Capitalism: A Love Story ? Capitalismo: una historia de amor en el que Michael Moore continúa metiendo el dedo en la herida norteamericana.

Y el repaso visual de la comida que se sirvió en mi casa está lleno de platos que cociné en semanas anteriores ya que estoy tratando de vaciar el congelador. El número de magdalenas estuvo una vez más en 36 a lo largo de la semana.

Pechugas de pollo envueltas en hojaldrePastel de carne braseado-01
MagdalenasCastañas asadas
Tarta de queso con sabor a vainilla-09Albóndigas en salsa
Chili con carneSopa de wonton
Salchichas con guisantesPannenkoeken

Y así transcurrió la semana.

9 opiniones en “La semana pasada en Distorsiones”

  1. Tiene todo muy buena pinta, pero la tarta de queso me suliveya especialmente. Los penes con guisantes, no tanto.

  2. Yo solo veo comida. Nunca he tenido un problema con las salchichas, los espárragos o similares. También como almejas sin más problemas.

  3. Mas que penes con guisantes, así, con esa forma y ese color marroncito me parecían otra cosa que no vamos a mencionar porque mas de uno estará haciendo la digestión.

  4. Rodolfo, esa tarta de queso, y te lo digo porque la hice y la engordé personalmente, es una auténtica delicia.

  5. Virtuditas, tengo por lo menos 7 porciones congeladas y estoy pensándome seriamente el decirle a mi madre que no compre turrón ni mierda de esa y que compre queso mascarpone y hacer una el 24 de diciembre para ponerla como colofón a la cena navideña.
    Por suerte yo no engordo (o al menos sé controlarme) y me mantengo en los 67.3 kilos. A veces me parece un milagro en base a los homenajes que me meto. Este viernes iremos al Cartouche y te aseguro que el kilo de costillas me lo bajo como un campeón y que Dios asista a mi retrete a la mañana siguiente.

  6. Yo no almuerzo, dedico ese tiempo a caminar y hago un buen desayuno y una cena a las seis de la tarde. Igual eso ayuda. Y nunca, nunca, nunca (o casi) como comida basura, pizzas congeladas y similares. Disfruto cocinando y sé que puedo preparar un plato delicioso en quince minutos así que no veo el motivo.

  7. en eso yo tambien tengo suerte, jamás me salto un buen desayuno, media mañana, tentempié, comida generosa, y cena más o menos ligera, el deporte y yo nos respetamos mutuamente y no nos metemos uno en la vida del otro más que lo justito, y aún así, no me puedo quejar de mi “estado actual de conservación”. Ah, y soy mamá!

Comentarios cerrados.