La semana pasada en Distorsiones

Parece que fue ayer cuando descendí de un avión y pisé por primera vez suelo holandés. Han pasado siete años. Recuerdo que llegué el día de la final de consolación de la Copa de Europa y el país estaba vacío, en silencio, con todo el mundo arremolinado alrededor de sus televisores. También me acuerdo de sentarme tras un teclado, pensar lo que quería decir y comenzar a teclear el primero de una multitud de correos que conformaron distorsiones y con el que iba desgranando mi vida y aventuras holandesas. Ese primer correo se ha perdido, es el único que no tengo. La culpa es de Yahoo y su miserable política de dos megas de cuentas de correos que acabó no hace mucho. En algún momento lo tuve que sacrificar por necesitar el espacio para alguna otra cosa. Estos siete años han sido muy especiales y han sido muchos los que los han disfrutado a mi lado. Los otros lo han hecho a través de la lista de distribución en primer lugar y luego con la bitácora. Aquellos que caminan a mi lado hace tiempo se acordarán de la época en la que teníamos una sección llamada El mito y …. en la que ponía fotos mía con algunos de los lectores. No os molestéis en buscarla porque ya no existe, hace años que la retiré. Como hacía tiempo que no escribía sobre mi y mis cosas esta semana ha sido bastante personal, un repaso a mi mundo que comenzó con Amistad, algo que tenía pendiente hace tiempo con mis amigos de la adolescencia, un grupo fantástico que siempre ha estado ahí cuando lo necesito. Después vino la Semana de Pasión que es como único se puede llamar a estos últimos siete días en los que no he parado. Aproveché para contar el relato del regreso desde Gran Canaria en Volviendo a los Países Bajos y en Querer es poder repasamos nuevamente las sensaciones y las impresiones que dejan los cambios en mi vida.

Una vez terminé con los Tulipanes en el Keukenhof estamos descansando unos días y añadiendo nuevos miembros al Club de las 500 y los agraciados fueron Tulipanes y molino al fondo en el club de las 500, Damas de compañía en el club de las 500, Flores blancas en el Club de las 500, Molino de viento De Vriendschap en el Club de las 500 y Valencia y la Albufera desde el aire en el Club de las 500.

En esta semana corta y tan temática tuvimos también nuestra ración habitual de Cine con Zodiac y una película de terror para olvidar llamada The Messengers.

Y para acabar, ya que celebramos estos siete años y algunos de mis amigos se empeñan en regalarme cosas, he elegido dos que definitivamente me voy a comprar por si alguno quiere recompensar el trabajo que toma mantener este pequeño universo llamado distorsiones. Se trata de los DVD de Firefly, la serie completa, posiblemente la mejor serie de ciencia ficción de todos los tiempos y The IT Crowd, una serie británica que es absolutamente delirante. Ambos los podéis encontrar en mi  lista en Amazon UK.