La semana pasada en Distorsiones

Esta es la edición express del resumen semanal ya que lo tuve que escribir a toda prisa antes de salir por patas para Dubai. Para cuando esto esté en las pantallas de vuestros dispositivos mágicos y maravillosos, yo debería estar recientemente llegado a la ciudad de Cebu, en la isla del mismo nombre, en las Filipinas. Que nadie se traumatice que aquí todo está bienisimamente atado y entre semana tendremos una anotación diaria garantizada con fotos de Atenas y el fin de semana tres pelis. Además, a menos que los dioses truscolanes me gafen, con mi teclado y mi iPad esta noche debería iniciarse el relato fantasmagórico, chabacano y farfullero de mis vacaciones. En mis últimos días en Holanda me llevé El disgusto épico en el que pensé que me había llegado la hora. Seguimos Atando algunos cabos y concretando.

El mismo día que me piraba celebramos mis 900 días de constancia en el Duolingo

Odeón de Herodes Ático y al fondo el FilopaposRuinas del teatro de Dioniso vistas desde la Acrópolis
Panorámica del Propileos de la Acrópolis de AtenasSubiendo el propileos de la Acrópolis

En atenas, vimos el Odeón de Herodes Ático y al fondo el Filopapos y también vimos las Ruinas del teatro de Dioniso vistas desde la Acrópolis con la tercera parada para ver una Panorámica del propileos de la Acrópolis de Atenas y la última foto de la semana fue Subiendo el propileos de la Acrópolis.

Vimos una nueva bicicletas, una Bicicleta pacifista y enrallada en rosa que algún día añadiré a cierto álbum.

Fui a ver tres películas al Cine y ni me preguntes como lo conseguí. Una de esas visitas fue parar repetir con Guardianes de la galaxia Vol. 2 – Guardians of the Galaxy Vol. 2 y comenté por aquí Su mejor historia – Their Finest, la cual me pareció buena, seguimos con Negación – Denial que es algo más flojilla y la tercera fue la basura de El bebé jefazo – The Boss Baby. Los más perspicaces habrán notado la ausencia de ciertas imágenes con los posters de las películas justo antes de este párrafo.

Del repaso visual a la comida, tres palabras: NI DE COÑA. Ya llegarán tiempos nuevos en el que lo volvamos a ver.

Y así transcurrió la semana.

Una respuesta a “La semana pasada en Distorsiones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *