La semana pasada en Distorsiones

Seguimos en plena campaña de recaudación de fondos para ayudar a mantener la bitácora y aunque hemos tenido dos donaciones la semana pasada, sigue faltando dinero así que dejad de haceros los locos y mirar hacia otro lado y soltar la pasta. Voy a volverme rastrero como vosotros y creo que la era de los bombones de Leónidas, las magdalenas y las galletitas de chocolate se ha acabado. A partir de ahora recibirán aquellos que den y al resto ni agua, como decía un antiguo jefe mío poseedor de una mala hostia legendaria. Aún estáis a tiempo de redimiros. Pulsad en el enlace y aflojad algo de pasta:

Donate towards my web hosting bill!

Hasta ahora han donado dinero Dani y Bishop

Por lo demás, continuamos atravesando este verano del año 2007 y Algunos días casi parecen normales. La odiosa realidad se entrometió en mi mundo virtual con Paraíso destruido en donde recordamos algunos lugares de Gran Canaria que han sido arrasados por el fuego y termino asumiendo que la única forma de evitar ese tipo de atentados es matando a los que los cometen y limpiando la tierra de esa ralea. Este sábado estuve presenciando el Amsterdam Gay Parade 2007 y os aconsejo que veáis la anotación aunque solo sea por las increíbles fotos que hice. Finalmente he agrupado todos los relatos de viajes en un único índice que también podéis encontrar en la barra de navegación de la bitácora para que sea más fácil el encontrar el comienzo de los mismos. Se llama La Gran guía de viajes de Distorsiones.

Hemos continuado con la serie fotográfica de Amsterdam, la cual ya está llegando a su fin. Tuvimos Amsterdam y la nieve, Amsterdam en blanco, Amsterdam y el sol, El AMSTERDAM, Ana Frank y La casa de Ana Frank.

Terminé de escuchar el audiobook de Harry Potter and the Deadly Hallows y ya puedo descansar tranquilo. En cine tuvimos 28 Weeks Later – 28 semanas después la cual aunque está bien no es como para tirar cohetes y acabamos la semana con una nueva receta para la sección de Cocinillas, se trató de Pimientos asados.

Y esto ha sido todo. Ya sabéis lo que tenéis que hacer:
Donate towards my web hosting bill!