La semana pasada en Distorsiones

El ránking más popular del universo por conocer regresa como todos los años en otoño y la semana pasada vimos Las fotos más populares en mi flickr en septiembre y como cada año hay sorpresas. También, uno no mantiene durante catorce años consecutivos el título del mejor blog sin premios en castellano a base de copiar y pegar como hacen muchos. Siguiendo una tradición que comenzó hace una década llegamos al Photokina 2018, ¿la última? y parece que este puede ser el punto y final porque se han cargado la feria (o la han reinventado, que es lo mismo). A trompicones, pasito a pasito, vamos viendo las fotos y vídeos del viaje por Asia y esta semana llegamos al capítulo de Aquel épico día en el que buceé bajo las mantarrayas y hasta hubo mucho más y que además de un montón de fotos, tiene un vídeo que es de obligatorio visionado. Aunque había planeado poner dos anotaciones del viaje por Asia, hay una imagen tan estremecedora que me obligó a mostrarla con su propia anotación. se trata de unas Visiones terroríficas sobre el agua.

Camiguin desde la isla de MantigueIsla de Mantigue
El lugar de los selfies en Mantigue
Playa blanca en Mantigue y Camiguín al fondo

En Camiguín vimos la isla de Camiguin desde la isla de Mantigue, seguimos con la Isla de Mantigue y pasamos por El lugar de los selfies en Mantigue y nos quedamos con Playa blanca en Mantigue y Camiguín al fondo

Oliver & CoA Simple FavorJohnny English Strikes AgainThe House With A Clock In Its Walls

Fui a ver cuatro películas al Cine, la misma cantidad que comenté. Comenzamos con la infantil y estúpida Oliver y su pandilla – Oliver & Company, seguimos con la fabulosa Un pequeño favor – A Simple Favor, volvimos a la basura con Johnny English: De Nuevo En Acción – Johnny English Strikes Again y acabamos con la también peripatética La casa del reloj en la pared – The House With A Clock In Its Walls. La semana pasada me despisté y no miramos atrás en el mes de septiembre en el que fui a ver veintiuna películas y me quedé en las ciento ochenta y cuatro pelis en lo que va de año, cifra a la que llegué en el 2017 casi al final de octubre con American Assassin y en el 2016 fue prácticamente en noviembre con Doctor Extraño – Doctor Strange y en el 2015 fue a mediados de noviembre con Scouts Guide to the Zombie Apocalypse, el mismo día al que llegué a esa cifra en el 2014 con Interstellar y en el 2013 fue cerca del final de noviembre con El quinto poder – The Fifth Estate y hasta ahí llegamos en el viaje hacia atrás porque en años anteriores jamás fui a ver tantas películas.

La comida fue la siguiente:

Empanada de sardinasCristinas
Crema de calabaza asadaDónuts
Gazpacho blancoMagdalenas con chocolate
Pimientos de PadrónPannenkoeken
Burrito de aguacates, millo y judías negrasChocolate con churros
Lentejas con chorizoMantecados
Lasaña boloñesaPan de suero de mantequilla

Y así transcurrió la semana

6 opiniones en “La semana pasada en Distorsiones”

  1. Todo el mundo sabe que me asomo por aquí cual ave carroñera para ver las críticas de cine porque yo sólo voy al cine si la peli vale la pena. Por suerte el dueño de esta keli se mama traga va al cine a ver todas las películas de la cartelera y casi siempre puedo encontrar la crítica que busco. Por esta encomiable tarea Sulaco tiene ganado el cielo y bien lo sabe Dios que lo tiene bajo su regazo evitando que sea devorado por los tiburones cuando se sumerge en aguas del pacífico. Por eso espero que una de las cuatro películas que fuistes a ver la semana pasada fuera la del cooper y la gagá titulada Ha nacido una estrella

  2. La vi, pero hay siete películas por delante para comentar, a menos que me salte el orden, que es más probable que lo haga con Venom. La puntuación antes de sentarme a escribir que le he dado, que muchas veces o bajo un punto o subo uno, es un 4. En este caso, si cambia será a la baja. La Gaga no sabe actuar y el otro no sabe cantar y la película es un masque interminable.

  3. Esos pimientos tienen de Padrón lo que yo, usease, unos 40 y pico km de distancia…. algo se parecen, si, pero vaya….

  4. Y consigo hasta cultivarlos PICANTES, PICANTES. Hay una en mi oficina que lo flipa porque algunos de los que he cosechado, te hacen vomitar el alma del picante tan grande que tienen, que sepas, envidiosa. Los míos se comen de la madera tradicional, mordiendo la puntita nada más y si tienes mala suerte como con los bombones de la película de ChapaPotter, pues a llorar y sufrir.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.