La semana pasada en Distorsiones

Comenzamos la semana con El graduado de chanchullerismo que me han dado tras unos cursos corporativos mágicos que he seguido y a día de hoy, sigo siendo el único ser humano conocido que pasó el examen sin fallar una pregunta, algo que tiene mucho que ver con mis dotes divinas. El ancestral tuvo su dosis aérea en La primera bajada a Málaga del 2019, visita en la que me puse tibio a comida española de la mejor. En El problema aduanero analizamos las incidencias que te pueden suceder cuando compras una hembra en el extranjero y arreglas los papeles para impotarla en Europa. Llegamos al viernes con una ración doble de Toma buenismo del tonto.

En Viena, la semana comenzó visitando Das Schmetterlinghaus y seguimos con el Neue Burg del lado del Burggarten y fuimos a ver la Bóveda de Francisco José en la Cripta Imperial de Viena porque allí es donde tienen a la Sissi y lo dejamos con Wiener Staatsoper que para mi tiene nombre de salchicha quizás metida en sopa.

Fui a ver seis películas al Cine y comenté cuatro en un fin de semana más bien soso, comenzando con La favorita – The Favourite, que tiene pocas posibilidades de ser mi favorita cuando haga la quiniela, seguimos con la mediocre Eighth Grade, continuó con la bazofia de Obsesión – Serenity y lo dejamos con la normalita María, reina de Escocia – Mary, Queen of Scots.

Y así transcurrió la semana.

Una respuesta a “La semana pasada en Distorsiones”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.