La semana pasada en Distorsiones

Llevo un montón de semanas con el agua al cuello entre clases de holandés, vida social, cine y demás. A este ritmo llegaré a diciembre totalmente exhausto. Entre medias he cambiado de proveedor de Internet porque pagar 20 eurolos a la empresa de cable local por 1.5 megas me parecía caro y ahora tengo por 14 castañazos 4 megas y el precio incluye el módem de regalo y el coste del uso de la línea telefónica, la cual no uso puesto que no tengo teléfono en mi casa. Con los 72 euros que me ahorraré seguro que puedo ir varias veces a las putas sin dientes del barrio rojo 😉

Aparte de esta tontería decir que he superado el segundo nivel de holandés y tengo Niveau twee geslaagd, lo cual te garantiza una plaza mejor en el cielo de los cristianos como todo el mundo sabe. Sigo en plan positivo y aunque dos o tres que no me conocen y que se creen todo lo que escribo piensan que ando con mi nivel de ego alterado, lo cierto es que no es así. Por supuesto mi bitácora tiene varias lecturas diferentes según seas amigo, conocido o desconocido y hay gente que conoce exactamente lo que se cuece en la trastienda y otros tan cándidos que digieren una pequeña porción de mi vida elegida cuidadosamente y se creen que han tenido acceso a la cena completa. En Quizás sea un mundo solo para mi podéis ver lo que los lleva a confundirse.

Continúo disfrutando con Stardust – ¿Qué hacen las estrellas?, película que ya he visto seis veces y de la que no me cansaré nunca. Hubo también otro Cine con la aburrida Michael Clayton y la divertida película holandesa Alles is Liefde.

Terminamos la serie de fotos de Salamanca con Iglesia de San Marcos, Plaza Mayor y Cigüeñas y todas estas fotos han quedado agrupadas en el Álbum de fotos de Salamanca. Sin pausa hemos vuelto a Holanda y las próximas tres semanas veremos fotos de la ciudad y el puerto de Rotterdam. Las primeras han sido Stadhuis van Rotterdam y Rascacielos junto a la estación central.

Además de todo esto tuvimos algo de Reciclaje a la española y una nueva receta en la sección de Cocinillas. Se trató de un Solomillo en salsa que está de rechupete.

Y así transcurrió la semana. Os dejo con todo un clásico:

5 opiniones en “La semana pasada en Distorsiones”

  1. No te conozco, pero preferiría que tuvieras el hiperego que parece que tienes por lo que escribes, la verdad… de esta forma el blog resulta mucho más atractivo. Déjanos la humildad a los que no tenemos blog… ¡saludos!

  2. Por cierto, a qué nivel dentro del marco europeo de no sé qué corresponde lo que has aprobado? Y ya que estamos, en esas tierras donde vives…¿hasta qué punto valoran las empresas que hables el idioma? Qué mínimo te exigen. Estoy pensando en retomar mis clases de holandés…tengo mono y es más fácil que el maldito alemán (aunque las jodías jotas y pronunciación sean obra del demonio).

  3. Lo que yo he aprovado corresponde al A2 europeo y en cuatro semanas más estaré un poco más cerca del B1.

    Un supermercado valora muy mucho que hables holandés si vas a trabajar de cajera, una banda de delincuente valora que hables el marroquí para que te entiendas con tus compañeros de banda y un entorno de empresa internacional valora que tengas un muy buen nivel de inglés y se la trae al fresco si no hablas holandés porque al fin y al cabo, todos hablarán inglés.

  4. Ya, ya imagino que depende mucho del tipo de trabajo y esas cosas. Lo digo porque en Alemania por lo visto no te dejan nacionalizarte a no ser que acredites que tienes un nivel B1-B2 (no me acuerdo exactamente), lo que me parece muy bien. Y luego para empresas y para estudiar en la universidad te piden diferentes niveles.

    El A2 me lo saqué yo hace un par de años y ahora no me acuerdo de apenas 1/3 de lo que aprendí. Mi meta sería estar en un B2, pero sin prisa…

Comentarios cerrados.